VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

21 oct. 2014

DESPUES DE LA MUERTE


La Muerte. Un tema tan interesante como tabú. Algo que se oculta desde niños y que inexorablemente llega para todos.
Las premisas de la Muerte están mal cuestionadas, No hay un miedo a la Muerte, hay miedo a cómo morir, a cómo va a ser mi muerte. Es cuestión de dolor y sufrimiento. Lo que haya más allá no importa.

Hay tres corrientes con respecto a la muerte:
- El creyente que espera "algo" después de la vida.
- El ateo que piensa que al morir todo acaba.
- Y el que no sabe no responde porque es tonto.

Todos están equivocados.Ni hay nada ni deja de haberlo.
Somos energía. Nuestras células, las neuronas, funcionan con impulsos eléctricos. Y todos sabemos que la energía ni se crea ni se destruye, con lo cual hay una especie de "alma" que perdura eternamente.

Pero, ¿Dónde vamos? ¿Existe Cielo e Infierno?

Según la teoría de las cuerdas, hay muchísimas más dimensiones de las que conocemos. El ejemplo más claro está en los escorpiones. Si rodeas con un círculo de fuego a un escorpión, él mismo se suicida clavándose su propio aguijón. ¿Por qué? Porque el escorpión sólo conoce dos dimensiones: alto y largo pero no el ancho. Cree que detrás del círculo de fuego todo es fuego, un fuego infinito. No es consciente de que si intentase atravesar las llamas se salvaría.

Lo mismo nos pasa a los humanos. Hay muchas dimensiones y, seguramente, todas podrían incluso darse en el mismo planeta. La Muerte nos cambia de dimensión, pero no existe la Muerte o la Vida tal como la concebimos.

Es curiosos que muchos piensen que esta teoría es una idiotez cuando pueden ver con sus propios ojos la asombrosa metamorfosis de un gusano de seda que se encapsula y, por arte de magia, sale transformado en mariposa (bueno, en una polilla reseca y asquerosa pero que nada tiene que ver con el gusano que era).

Puede, entonces, que la muerte sólo sea una metamorfosis simple y que eternamente vayamos cambiando de forma en cada dimensión. Dimensiones temporales. Nada de vivir eternamente aunque realmente sea así.

Piensa. ¿Qué tienen en común físicamente el gusano de sada y la mariposa? Uno se arrastra, el otro vuela. Uno es pesado y se arrastra por el suelo. La otra es ligera y recorre distancias grandes en poco tiempo. Nada que ver. Es absurdo. Pero por muy absurdo que sea es real.

No me planteo si Dios existe o si no. Me planteo que he sido y que seré. Si mi comportamiento influye o si es algo aleatorio. Reirse de un creyente o criticar un ateismo es igual de absurdo que intentar saber en qué momento justo el gusano, dentro de su capullo, deja de serlo para ser mariposa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario