VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

7 oct. 2014

DUCHARSE EN EL GIMNASIO.


Ducharse en un gimnasio es, para la mayoría de los mortales, afirmar lo feo que uno es, lo poco que puedes ganar en un gimnasio y el nulo futuro que tienen tus expectativas.
Ya puedes levantar pesas y hacer abdominales que ese cuerpo seguirá siendo de tío birrioso y la cara no te la cambian ni unas mancuernas de 700 kilos.

Lo primero que te llama la atención, además del olor a choto de los vestuarios, es que hay tíos cuadrados. Pero además los hay cuadrados, icosahédricos y octogonales. Algunos son igual de anchos que de altos.Después estoy yo que soy el Diagrama de Venn.

Es fascinante ver tíos con músculos en las pestañas.Unas espaldas en las que cabe el rótulo de "Prohibido fijar carteles". Unos alerones que salen en los sobacos que parecen la capa de Batman y unos abdominales que ríete de la botella de anís para hacer música popular. Algunos muslos son todo mi cuerpo.

Además, las tendencias se ven a simple vista: pubis depilados a láser, recortados en forma de bigote de Hitler, melenudos, artesanales, lineales....el pelo del pubis es un arte con querencia. En algunas ocasiones las liendres parecerían jugar al Twister.

Y menuda piel gastan algunos! Lisa, sin imprefecciones, ni poros, ni granos, ni lunares....es un auténtico lienzo virgen. Yo me miro y no sé que sobresale más en mi: los pelos de la espalda que se enredan por los rosales, las verrugas que parecen taburetes, las arañas vasculares que parecen tarántulas en vez de arañas y que incluso comen moscas si se posan sobre ellas, los lunares que parezco un dálmata o los pelos de las orejas que, por más que repelo, parecen geranios.

Ya si hablamos de penes, es un mundo aparte: Con capucha, casco alemán, torcidos hacia la derecha, torcidos hacia la izquierda, trompeta de elefante, maxifalda, bombillita Osram, níscalo asomando, badajo, fuet delgadito, morcilla de arroz, Casco Dark vaden, cacahuete de Sajonia, colilla reptante, berenjena valiente, gusano de seda con anemia, ennegrecida como la regaliz, rosada como pupa de mariposa, recia como un jabato....en fin....De eso que todos dicen "yo no me fijo en esas cosas" pero que inevitablemente comparas.

Y culos los hay desde niño recien nacido hasta con más pelo que un coco tailandés. Otros tiene una hilera de hormiguitas que bajan por la espalda hasta el ojete dando una visión sencilla y bucólica de las cosas buenas del campo. Otros parecen que tengan pelagra. Tienen el culo con rodales de pelo como un seto mal cortado. Es una ciencia.

La risa está en que a más musculoso, la pichurra se ve más pequeña. Y en un enclenque ves cada pollarda que piensas "ya se como cambia de canal la Tv sin el mando".

Cada uno de su padre y de su madre pero todos desnudos somos iguales y diferentes. Diferentes porque cada cuerpo tiene sus historias y sus heridas. Iguales porque desnudos no hay clases sociales.


1 comentario:

  1. Yo soy de pollarda más cercana a un cacahuete feliz que a una berenjena valiente

    ResponderEliminar