VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

22 abr. 2017

TORSIN






Todo mi cariño para Jesús, la persona que más me ha hecho reir en esta vida y al que quiero con locura loca. Gracias por ser así: ácido, faltón y bestia.....en el fondo tienes un corazón que no te cabe en el pecho (Cardiomegalia).

14 abr. 2017

LA VIDA DE TOPANGA, LA PRIMERA MUJER SIOUX QUE APRENDIÓ EL DIALECTO VALENCIANO A TRAVÉS DE UN ARBOL


Topanga ( traducido sería acantilado ) fue una mujer sioux única. Fuerte, hermosa, trabajadora. Venía de una estirpe que respetaba el medio ambiente y que fueron expulsados de sus tierras a causa de la conquista del Oeste y del desarrollo del tren.
En la tribu ella era la encargada de acompañar a las personas mayores a lo profundo del bosque para que esperasen bajo un árbol su eminente muerte por vejez o enfermedad. También llevaba al bosque a las parturientas que estaban a punto de parir. Se cogían fuertemente a un tronco y hacían fuerza hasta que por gravedad el niño y la placenta salían del útero. El número de muertes por alumbramiento era altísimo y se debía a diferentes causas: la parturienta quedaba eternamente pegada al árbol por la resina. En otras ocasiones, al parir, los mapaches raptaban al neonato. Otras tantas las hormigas devoraban a la madre pegada a la resina y al niño que quedaba colgando de la matriz. También las arañas y gusanos de seda convertían a la parturienta pegada al árbol y al bebé en gigantescos capullos de seda. Lo único positivo de todo ese terror es que amenizaba la espera de los desahuciados ancianos que esperaban en los otros árboles hasta correr casi la misma suerte.

Topanga se despertaba muchas veces hablando un extraño idioma. Algunas palabras se quedaban en su cabeza aunque desconocía su significado. "Fartons", "parrús", "abaetxo", "orxata" o "ninot" eran algunas de ellas.
Le dijo al jefe de la tribu que en una de sus visitas al bosque se tumbó sobre una piedra y cuando despertó había soñado que el bosque le hablaba y ella contestaba al bosque....pero era en valenciano.

Topanga adoptó un niño que sobrevivió al parto aunque su madre fue roída por musarañas. Le puso de nombre Hakadah, que significaba "último lamento"en honor a su madre que murió a dar a luz, pero el niño era tan pesado que al final le llamó "Agonías".

Agonías le dijo una mañana a Topanga:
- Topanga, madre adoptiva sioux, ¿qué significa "la figa ta tía rossegan kikos?
- ¿Por qué preguntas de manera lenguaráz esas palabras? - pregunto Topa.
- Soñabas en la madrugada, en voz alta, que te apenaba que quemasen la Falla, que te picaban los moños de fallera y pedías chocolate con buñuelos de calabaza. Intenté despertarte pero me dijiste "La figa ta tía rossegan kikos"
- No sé, mi pobre Agonías, la madre Tierra, Gaia, me habla por las noches en una extraña lengua que desconozco pero logro entender...

Fueron al hechicero, mató a una gallina y le sacó las vísceras.
- Son las tres menos cuarto - le dijo el hechicero con las manos manchadas con los entrañas del animal.
- Hechicero, no te pregunté la hora. Te pregunté por el extraño idioma en que me habla la Naturaleza.
- Ostia, espera. Ahora tengo que matar otra gallina que me había despistado con tu pregunta.
El hechicero mató a una segunda gallina, le sacó las vísceras y, mirando entre ellas, comentó: Voy a dejar de ser hechicero porque este asco no me compensa las chorradas que me invento para seguir de hechicero de la tribu.
Se lavó las manos y se fue. Se fue del pueblo.

Topanga siguió con su vida normal, trasladando enfermos y ancianos, parturientas y desahuciados al bosque y dice la leyenda que, cuando Topanga murió de muerte natural, la brisa entre las hojas de los árboles entonaban el himno de "Horchatera Valenciana".

Sí, ya sé. Una gilipollez. Pero amo mi tierra...La millor terreta del Mon....

31 mar. 2017

EL GOBIERNOS NOS CONTROLA (BASADO EN UN HECHO REAL)


Basado en un hecho real porque es real que lo soñé esta misma noche. Lo juro.
En el sueño me di cuenta que el Gobierno nos controla a través del pino perfumado de los coches. Desde él y gracias a sus microfibras nos pueden ver y oir todo lo que decimos. Es más nos controlan con el aroma a pino que enmascara auna especie de feromona que anula nuestra voluntad.
¿Nunca os ha pasado que entrais en el coche y no huele demasiado y, un día al azar el aroma de pino es muy intenso? Es cuando nos sueltan el gas que nos anula. Perfectamente puedes ir a casa de tu madre diez esquinas de distancia y acabar en Pontevedra. Es el Gobierno quien te manipula.

Cuando haces el acto sexual con tu amante, el Gobierno lo filma para tu pareja, suelta el gas y hace perder a la puta el pendiente por las alfombrillas del coche. Y quien dice puta dice el chulazo y su condón XXL.

Ojo pues al ambientador. Tu privacidad está en malas manos. No mentes al Gobierno ni digas cosas disparatosas en el coche. Alguien que no es Facebook también lo usa contra ti.

19 mar. 2017

ESPECIAL "DÍA DEL PADRE"

No va a ver mucho movimiento en el Día del Padre porque con tanto hijoputa que hay pocos lo conocerán. dinero que te ahorras....









VEGANOS: POR QUÉ DEJAR QUE ME AMARGUEN LA VIDA CUANDO YO ME LA PUEDO AMARGAR SOLITO.


En la serie "Mamarrachadas de ayer y hoy" presentamos: Soy Vegano.

Si la vida no fuera suficientemente dura, aún hay gente que se la complica más. Porque ser vegano no es seguir una dieta sino un modo de vida. Un modo de vida que incluye el ataque y falta de respeto para todos aquellos que no sigan sus creencias. De hecho, un vegano se le reconoce por su intolerancia. Pero, ¿qué signos nos despiertan la curiosidad de un vegano?
- Son intolerantes y recurren al ataque para justificarse
- Solo hablan de veganismo. Es curioso que les preguntas a qué hora sale un tren y acaban diciendo "es que yo soy vegano".
- Tienen teorías que no se sostienen:
   - Pese a ser omnivoros toda su vida defienden el veganismo más extremo
   - Pese a ser extremos juran que son veganos sin caer en ese extremo.
   - No pueden con el sufrimiento animal pero les importa una mierda que haya gente que duerma en
      la calle o estén por debajo del umbral de la pobreza.
   - Adjudican sentimientos de dolor o sufrimiento a animales como clóchinas, berberechos o gambas
      cuando son animales incapaces de sentir porque no tienen casi neuronas.
   - No aceptan la teoría de que las plantas son seres vivos que sufren pero en cambio un sepia sufre.
   - Aceptan su dieta como normal y natural cuando tienen que recurrir a complejos vitaminicos o
      proteínicos.
   - Aman a los animales pero tienen mascotas muchas de ellas, castradas o sin libertad.

A parte de todo esto, su teoría conspiratoria sobre que el resto de la Humanidad merecemos la muerte por inhumanos, no se dan cuenta de que su Utopia es una aberración. Y, aunque yo antes de ser vegano prefiero cagar en mis las manos y aplaudir, voy a decir por qué su forma de vida es equivocada.

Cierto es que en las granjas no deberían hacer sufrir a los animales. Nadie duda de ello. Tampoco quiero que sufran las personas en los hospitales y no me lío a beber biodiesel.

Si todo el mundo aceptase ser vegano, cosa imposible, lo primero sería dedicar más espacio a terrenos de cultivo.
Este espacio, mucho más gigante de campos de cultivo, dejarían acorralados a los animales porque necesitaríamos más terreno para cultivar. Pero mucho, mucho, mucho más terreno.
Después deberíamos competir con esos animales por la comida ya que estamos comiendo lo que, de por ley, ellos comen siempre.
Si se quiere cultivar para humanos y animales se deberá emplear aún mucha más área de cultivo con lo cual los animales no tendrían sitio físico para vivir.
Muchos animales desaparecerían porque dejarían de ser útiles para el consumo humano.
Al cercar el espacio de los animales, muchos morirían luchando entre ellos por el espacio o comiéndose unos a otros.
Por muy grande que fueran las áreas de cultivo, un cultivo normal no daría salida a tanta demanda. Debería ser un cultivo intensivo y deberíamos luchar fuertemente contra los insectos que podrían enfermar los vegetales.
Millones de personas quedarían en el paro al dejar de funcionar todo el circuito de la carne, desde empresas de despiece, repartidores, hasta envasadores. Al no haber más diversidad, esas personas en paro jamás podrían encontrar otro trabajo porque tanto cultivo solo puede ser rentable con maquinaria industrial.
No todos los climas son aptos para el cultivo. ¿Qué pasaría con los habitantes de áreas desérticas o con climas extremos?

Repito que todos estamos en contra del maltrato animal, por lo menos la gran mayoría, pero de ahí a crucificarte en vida....Aparte de que, aunque juren y perjuren que no es así, el veganismo carece de matices y sabores como el queso, la leche, la carne...no me compares una alcachofa con un bistec en cuanto a sabor, te lo ruego. Y yo desisto de llevar un dieta que, además de equivocada, es insípida por más que le quiera poner especias.

Cada uno que haga lo que quiera. Pero deberían plantearse la mayoría de veganos por qué ese odio hacia los omnivoros y ese retorcimiento mental como el que dice que cuando te comes la carne de un animal te comes su sufrimiento.¿Desde cuando el sufrimiento se localiza en la carne? En el cerebro, sí, pero en un muslo de pollo....

No se puede cambiar tu vida por los animales y pasar de las personas. O eres coherente y amas a todo ser o no lo eres. Es como defender los derechos de los pelirrojos y no de los castaños.
Ante la duda, si se hace o no lo correcto, toquémonos con el dedo los colmillos que adornan nuestras humildes bocas.