VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

5 ago. 2018

KISTCH: DECORACION EXCESIVA PARA GENTE SINGULAR

















Dominado por los organos de mi cuerpo

EL VORTICE DEMONIACO DE MI ASCENSOR


Mi ascensor mantiene una relación demoníaca conmigo. Y os lo explico con claridad.
Vivo en un noveno piso y mi coche lo aparco en el sótano al lado del ascensor. Cierro el coche, llamo para que baje y, al momento, se abren las puertas y tico a mi piso.
Desde ese preciso momento, y nunca antes, me entran unas ganas de cagar tremendas, pantagruélicas... Ni en el coche, ni al salir de él, ni cuando aviso para que baje...sólo cuando entro y quedan 10 pisos. Pero no os creáis que es un pequeño retortijon, no...es como si gestara un alien y decidiera cambiar de postura. Mis intestinos parecen volverse locos. Siento gases que suben y bajan, me pegan como una patada en el ano y suben por mi columna hasta el sobaco izquierdo en micras de segundo.
Comienzo a pensar en otra cosa mientras no pudo parar de dar saltitos como creyendo que así aguantaré 10 pisos que parecen el ático de El Coloso En Llamas.
Me miro en el gran espejo del ascensor y observo que mi cara está entre verde y azulada. Es como si mis órganos internos hubieran decicido montar una rave sin mi permiso. Tengo la sensación de que mi ano ha salido hacia fuera como el pitorro de una olla express dos segundo antes de estallar.
Como puedo (el dolor de pedo atravesado no me deja respirar con normalidad) me voy despasando el cinturón del pantalón y ya tengo las llaves de casa en la mano.
Cada piso es una tortura, un suplico, un tormento inenarrable. Tengo la sensación de que el bazo se me ha subido a la nuca, el pulmón ha bajado donde la vejiga y los uréteres se hayan colgado del nervio óptico.
Por fin para el ascensor en mi piso. La puerta parece no abrirse nunca. Corro como puedo, a causa del dolor punzante, hasta la puerta de casa, tiro los bártulos al suelo e intento correr parándome por el dolor que me inmoviliza hasta el baño situado, fijate tú qué casualidad, al final del enorme pasillo de casa.
Me siento en el báter y....un pequeño pedito y se acabó todo.
¿Cómo es posible eso?¿Dónde está el feto deforme que debería haber parido por orden de Satán? ¿Dónde están mis expectativas de perder de golpe 3 kilos? Nada. Nihilismo intestinal.
Y eso todos y cada uno de los días.
Si eso no es el vórtice del mail, que venga Dios y que lo vea.



1 ago. 2018

LOS NIÑOS QUE SALEN EN LAS PELÍCULAS DE TERROR SON IMBÉCILES


Si vas a ir a ver una película de terror o sci-fi y entre los principales protagonistas hay niños, ten por seguro que acabaras tomando la decisión de que si los aliens, el monstruo o lo que sea no lo mata, lo harás tú.

Y es que los cabroncetes no paran de meterse en lios y de actuar al revés de lo que una persona en sus cabales haría, comprometiendo la supervivencia del resto. Que si yo fuera protagonista no pararía de empujarlos al enemigo para que se distrayera royéndole una rótula, por ejemplo.

En situaciones acuciantes de escapadas (los alienígenas entran en la casa para comerselos, un terremoto desquebraja la tierra a su paso, un asesino los quiere torturar, el edificio se cae porque la falla de San Andres ha bostezado, etc...) los niños de mierda se dan cuenta que su peluche, un mostoso osito llamado Mister Poppy, se ha quedado en la otra punta de la habitación, carretera, ciénaga o lo que fuera. Pues hasta que no vuelven sobre sus pasos poniendo la vida de todos en juego, el niño no para de gritar "Mister Poppy se quedó allí", "Necesito a Mister Poppyyyyyyy!" y por los pelos de los cojones de Mahoma que les toca volver a coger al mostoso osito que ya está más que babeado por el alien.

Imagínate que los extraterrestes eliminan a todo aquel que pillan. Hay que huir como sea para salvar el pellejo. ¿Qué hacer? Lo primero moverse sigilosamente y no hacer ruido. Pues bien, el niño en ese momento empezará a gritar o pondrá Radio Latino para poner a toda leche a Maluma. De nada le sirve que le digas "calla, por Dios!", los gritos de rata intoxicada por anticoagulantes no cesan y el incesante: "Hiiiiiiiiii...." del gritito acaba por cabrear al alien, a ti y al acomodador si estás en un cine.

Los niños, en estas películas, sufren magulladuras pero pocos mueren. Y no es lógico. Ir con un niño en una película de miedo es como contratar a un hombre-orquesta para jugar al escondite.
Si hay que guardar silencio para que no te descubran, el niño cerrará la puerta de golpe. Si el monstruo pasa a centímetros de los protagonistas encerrados en el armario para esquivar al asesino, el niño se tirará un petorro. Si hay que permanecer estáticos para que el marciano no te hinque el diente, el niño tocará una pandereta. Si hay que ocultarse en un zulo para que el degollador no te coja, el niño saldrá a por su asqueroso osito de peluche. Es entonces, y solo entonces, cuando el monstruo/asesino te mata a ti en lugar del niño. Por qué. Porque ni los seres más abyectos quieren a un niño, vivo o muerto.



26 jul. 2018

PIPALCOÑO 3000


Theresa Berruguillo Guindas, investigadora de nuevas tecnologías, pasará a la historia por inventar el ansiado Pipalcoño 3000, una cámara fotográfica que mediante espectro de colores mide el olor del choto y de los genitales masculinos.
Basándose en la Aura Cloud 3D, que mide la energía chi y el flujo aura-chakra, La Pipalcoño 3000, a través de un registro de colores, mide la intensidad del olor corporal concentrado en los genitales en un espectro del azul al rojo vivo. (En la foto de portada, Theresa probando su propia máquina).

El nivel 0 podíamos colocarlo en el color Verde, esto es, un olor corporal donde la transpiración dentro de una braga, tanga, slip o calzoncillo es la normal y que, poco a poco se intensifica hacia colores más vivos conforme pasa el día y teniendo en cuenta factores como el calor, la actividad y los coitos esporádicos así como la manera de proceder cuando uno se limpia el culo. Porque este es otro tema que divide a la población y a los científicos: En qué dirección se debe limpiar el ojete. Hay dos teorías muy aceptadas y contradictorias: la que va hacia la espalda o la que va en dirección hacia la región ano-genital. Se descarta una tercera que sería trasversalmente porque es un índice muy bajo el que lo practica.

El Verde sería el clásico olor de recién duchado. Un olor poco natural ya que duraría a penas una hora en condiciones normales.
En contraposición el rojo sería olor cebollero tex-mex, del que te hace llorar los ojos aún llevando gafas y estando dos habitaciones de por medio.
El espectro de rojo varía en la escala Panthone de hombre a mujer. El de mujer es más agrio, como de yogurt griego expuesto al sol una semana. El del hombre es más de kilo de patatas fermentadas y regadas con leche pútrida de vaca gallega.

Theresa a comentado: ¿Podemos hablar de halitosis genital en la gama de rojos?


En la siguiente foto la prueba de intercambio de olores chotunenses con dos colaboradoras. Obsérvese que la morena se lo pasa peor que la rubia de la izquierda, esto es porque el espectro de la rubia roza el amarillo con tonos wengué.


En esta segunda foto, una representación artística de niña atrapada por su propio olor castañero.


25 jul. 2018

ES DIFICIL ORINAR A UN DIPLODOCUS A CORTA DISTANCIA.



Eleuterio Gañote Nueces (1915- 1963) fue un paleontólogo y eminente zoólogo muy avanzado para la época que vivió.
Proveniente de una familia pobre, su padre, Don Ciriano Gañote, se compró una escopeta para "ir tirando".
Eleuterio, desde pequeño, tuvo verdadera ansia de saber sobre los animales. Pasaba horas delante de un hormiguero queriendo entender por qué las hormigas caminaban en fila india y parecían saludarse rozando las antenas. Cuando se aburría, se meaba en el hormiguero y se iba a jugar al fútbol con sus amigos.

Su profesor de escuela, Don Nuñez Feijoo, se dió cuenta del potencial del niño y, tras violarlo, le condujo por el camino de la investigación hasta que Eleuterio pudo acceder a la Universidad de Picamoixons.

Fue un hombre muy interesado en el comportamiento de los animales. Su primer estudio serio publicado en la prestigiosa revista "Nature & Anal Intruder" trataba de cómo pesar mariposas.
¿Cuanto pesa una mariposa común? se preguntaba.

Mostró interés en los murciélagos y su comportamiento e hizo un experimento para comprobar cómo se orientaban. Quería saber si los ultrasonidos les "mostraba" cualquier objeto o sólo los más pesados como paredes, ramas u objetos determinados.
Mezcló en una gran habitación a murciélagos junto a polillas y mariposas y, en más de una ocasión, se metían unos leñazos de miedo. "No sé para que me ha servido pero me he reido un rato largo" comentó al finalizar el experiemento.

Cruzó un piojo con una ladilla pero observó que sólo podían vivir en el interior de un ombligo. Ni más arriba ni más abajo.

Sobre el Tiranosaurus Rex descubrió que, en un principio, tenía los brazos largos pero que, a lo largo de los años, como no estrenaban buenas obras de teatro, el Tirranosaurus dejó de aplaudir y se le atrofió.

Luchó por la dignidad de los gusanos de seda ya que primero eran unos capullos y luego salían mariposones.
Estudio la ausencia de caries en el cornezuelo del centeno y la bizquera congénita del alacrán cebollero. Desarrolló el esquema del aparato excretor de la serpeta del pimiento tipo Ñora.

Eleuterio, después e grandes reconocimientos, murió en 1963 a causa de un ataque de tos al borde de un barranco.





19 jul. 2018

FIESTAS VERANIEGAS DE PUEBLO


Llega el verano y, con la calor, los hijos de puta, el mal gusto y la ordinariez afloran como los caracoles tras la lluvia embriagadora. Es tiempo de vestirse mal, comportarse como un neandertal y aplicar la teoría del "todo vale" porque estoy de vacaciones.
Poco importa que tu hermano haya cogido Sida, que tu vecino esté moribundo, que hayan personas que al día siguiente trabajen o que tu mejor amiga haya parido un niño con hidrocefalia. La fiesta es la fiesta.
Que vas a ver quién actua esa noche y te quedas lívido. ¿Pero este hombre no había muerto? Pues no. En verano, las viejas glorias reviven y, como en las escenas de abducciones de ovnis que al cabo de varias décadas devuelven a los abducidos casi con la misma edad que se los llevaron, aterrizan en el escenario.
Y nada de cantar cosas nuevas que los linchan: todo el repertorio del año del cuco que unen en un solo baile a personas mayores y drogadictos por vía parenteral.
No falta nadie: chonis, familias, gente "cocida", los gitanos, los musulmanes que se quejan que el escenario no mire hacia la Meca, la beatilla de Iglesia quese atreve con una Fanta, los rumanos que cuando el cañón de luz les enfoca deslumbran por el oro de las dentaduras y los niños que se creen hombrecitos e intentan ligar de manera lastimosa.

Siempre la cosa termina con alguien pegándose de hostias sin razón alguna. Mientras, el o la artista (repetemos los géneros si no queremos ser denunciados por machismo) se agarra al micrófono como pensando :"a ver si va a ser la última vez que lo cojo y la próxima caja de ritmos será el respirador automático de la UCI".

Cuando acaba la actuación y te preguntas: ¿Tantas canciones me sé yo de este tipo/a???? viene lo peor: La discomovil!

Reggaeton, ritmos latinos y canción española a un nivel tan alto que los baffles distorsionan tanto que no sabes si es Luís Fonsi o Aphex Twins.
Enseguida los latinos comienzan a moverse desenfrenadamente (y mira que es difícil con esos vestidos tres o cuatro tallas más pequeñas que lo que toca!) y se hacen los amos del lugar, cerveza en mano demostrando, una vez más, que ellos son de sangre caliente y no como los españoles que nos subimos a una piedra a las doce del mediodía para coger calor.
El españolito se desinhibe porque "es verano y de ahí no sale el asunto" y al día siguiente es top trending en Facebook.

Nunca cambiaremos porque nunca sabremos ser mejores.



17 jul. 2018

QUE TRISTE ES (A VECES) SER UN HIJOPUTA


El que haya estado por Zaragoza y se haya acercado al Monasterio de Piedra habrá comprobado la belleza de una Naturaleza caprichosa, generosa y abundante en agua, cascadas, cataratas y saltos de agua, acompañada de una vegetación impresionantemente colorista.
Algo digno de verse. Y ahí es donde entro yo.
A mitad de camino vimos una placa....en Braile!!!!! ¿En Braile? Pero, ¿quién es capaz de llevar a un ciego a contemplar semejante regalo para la vista? Ya es tener mala hostia llevar a alguien a un lugar eminentemente visual con un sonido constante del agua cayendo por entre las piedras, en forma de salto de agua y, en ocasiones, con estruendo. Encima de no ver, te cagas vivo.
Y eso sin contar el suelo húmedo y resbaladizo, las escalinatas interminables, los pasos subterraneos , las curvas y las escaleras de caracol de piedra resbaladiza.
Yo, viendo, a veces me asustaba la fuerza del sonido del agua. Imagínate si tu sentido más desarrollado solo oyera eso. Ufff....
Aún así, con la extrañeza de ese cartel en medio de la nada y de bajada por unas empinadas escaleras, me pareció una maravilla de lugar.