VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

2 ago. 2014

ALGO FALLA EN EL UNIVERSO


Vamos a ponernos algo más serios en este post. Hay momentos para la risa y momentos para saber que el absurdo muchas veces nos sirve para ver la realidad de la vida.

La Tierra es un milagro a todas luces. Está lo suficientemente cerca del Sol para recibir calor pero justo a la distancia perfecta para no achicharrase. A base de meteoritos que impactaron contra la Tierra se albergó la esperanza de vida y, a día de hoy, los humanos pueblan la Tierra, bien sea porque Dios nos puso ahí o porque la ciencia impulsó a una serie de fortuitos acontecimientos a que ésta se desarrollase. Sea como fuere, la raza humana vive en un auténtico Paraiso lleno de recuersos.

Pero algo falla. Algo está imperfecto. El planeta en sí es soberbio y de una belleza sin parangón. En cambio, la raza humana, sobra.

Hemos sido capaces, teniéndolo todo, de alzar a unos y despreciar a otros. De matar por matar. De provocar grandes genocidios. De conseguir que un solo ser humano se atiborre de riquezas mientras su pueblo muere de hambre. Somos los único que podemos crear pandillas para pegar, torturar o matar a cualquier otro ser humano distinto de nuestras ideas o, incluso, de forma aleatoria para aplacar temporalmente nuestros instintos asesinos.

Pero el día a día es incluso mucho más cruel.  Hacemos socialmente el vacio a ciertos individuos. Trepamos en nuestros puestos de trabajo hundiendo a los compañeros. Señalamos a los parados como un lacra social que nosotros mismos hemos creado. Nos hemos hecho racistas solo por el color de una piel. No nos importan los sentimientos, ni que a nivel orgánico seamos idénticos. Odiamos todo lo que sea distinto a nosotros.

Es más, hemos preferido que las máquinas nos sustituyan. Ya no nos espera ningún humano en la gasolinera para ayudarnos a repostar. En muchos sitios ya no hay cajeros sino máquinas que sustituyen a los humanos.
Podemos salir de casa, sacar dinero, cojer el metro, entrar en un cine, sentarnos, salir del cine, ir a un burguer y volver a casa sin que nos atienda una persona. Sin calor humano.
Mientras, el índice de paro crece en nuestra sociedad. Una sociedad enferma que se jacta de serla.

Políticos corruptos. Ciudadanos aprovechados. Asesinos. Bandas organizadas. Tráfico de personas. venta de humanos a humanos. Gente que sale de casa y nunca vuelve. Gente que conduce con el coche o la moto arriesgando su vida y la de los demás. Drogas. Drogas de todo tipo que se consumen con naturalidad. Padres que tienen hijos y no perdonan los colocones de fin de semana y, además, pretenden criar bajo ese aspecto a su hijo.

Nos hemos convertido en malas personas. En egoistas. En despedazadores de sentimientos. En personas que gozamos de ver películas en las que se tortura con saña a otros humanos. Nos encanta el dolor ajeno.

Ya no nos conmueve que a la hora de comer nos pongan los reportajes de gente con hambruna. Ya no nos nueven esas imágenes de personas mutiladas por las bombas ni las masacres sinsentido.
No podemos hacer nada. Los que lo pueden hacer no lo hacen por intereses económicos. Es una sociedad que nos ha privado y condenado al estatismo, al no hacer nada, a no mover un dedo....

En cambio, qué patanes somos....., crecen las asociaciones de defensa a los animales. Ya se pueden morir todos los niños de Africa, pero que no maten a las focas, que no abandonen a los perros, que no desaparezca el oso polar o alguna ave en extinción....los demás pueden morir....
Somos capces de dar una tarrina gourmet a un gatito y no darle un trozo de pan al vecino.

¿No te resulta curioso de que haya una sonda por Júpiter captando datos y que no exista una cura real del Cáncer? Piénsalo. No les interesa sacarla a la venta porque ganan más con los miles de medicamentos que apalían el dolor o la sintomatología.
Estoy seguro que la vacuna contra el cáncer está inventada ya desde hace décadas.

Esto es lo que hay en el planeta Tierra. Un lugar donde en Tv sacan a los que han tenido el falo de un famoso en la boca y se han tragado el semen. Donde una gitana es famosa por las palizas que le propinaba su marido. Donde la hija de una famosa se queda embarazada para luego vender la exclusiva.
En Tv no hay sitio para la gente que dedica su vida a curar enfermos, a investigar enfermedades, a gente que ha hecho milagros mimando la lengua natal, para aquellos que luchan día a día salvando gente, atendiéndola en comedores sociales o yendo a pie de guerra donde esté una guerra para darle un poco de cariño a aquellos que están condenados a morir tras un largo sufrimiento.

Estos somos tú y yo. Y vamos a seguir sin hacer nada. Nada en absoluto. Porque cuando más tenemos, más queremos y más infelices somos.

Y ahora sigue con tu vida. Yo seguiré con la mia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario