VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

7 jul. 2014

QUÉ FUE DE DORA LA EXPLORADORA.


Que Dora la exploradora era más puta que un ajo, es cosa sabida. Que nadie supiera qué hacía una niña de unos cinco o seis años sola, junto a un mono y una mochila parlante, en la selva y otros recónditos parajes era todo un misterio.Un misterio que se resolvió cuando publicó sus memorias "Dora: mi vida, mis bragas y la pús".

Resulta que Dora era colombiana.El mono y la mochila eran la representación de la droga (el mico) y sus efectos (la mochila que le hablaba). De ahí que siempre preguntara cosas a "nadie" y siempre preguntara lo mismo:
- ¿Por dónde se va?
- ¿Veis algún puente?
- ¿Dónde está el chupacabras?

Amén de repetir una y otra vez cosas muy simples:

- Rio, puente, castillo...rio, puente, castillo.... Ahora dilo tú, maricón...

Sus padres, narcotraficantes a baja escala, murieron por asunto de tráfico de drogas a manos de unos narcos por el método de la "corbata colombiana" justo cuando Dora salía de la escuela y fue a casa a comer. Al ver así a sus padres pensó que le estaban sacando la lengua y huyó, herida en sus sentimientos, al manglar.
En la huída, se quedó sin la ración diaria de banano macho con leche de coco al que su madre le administraba la droga. Esto le produjo el mono (el que siempre le acompaña) y, por tanto, veía que su mochila le hablaba. Lo que no sale en los dibujos son cosas políticamente incorrectas como es que sus tampones le cantaban coplas o que las uñas de los pies creaban arcoiris que le marcaban el camino a seguir.

Por los poblados que pasaba era tremendamente odiada. Corregía constantemente a todos, llamaba la atención continuamente, adoctrinaba a las gentes sin permiso, probaba los guisos y los criticaba, decía cómo se debían soplar bien las cerbatanas para cazar mandriles, etc... Una petarda, vamos...

Dora se hizo mayor. Se le pasaba el arroz (y el mono) y cada día estaba más imbécil, como era de esperar. No sé cómo llegó a Lima y conoció a un cámara de televisión que, en sus ratos libre, rodaba pornografía.
Ella tenía que comer. No había más salida. así que entró en ese sórdido mundillo por la puerta de atrás, osea, dándole por culo un negro con 35 centímetros de verga negra. De ahí su famosa frase "Rico, rico, delicious..."

Sus películas cada vez eran más salvajes. Igual se metía un rodaballo por el papo que se dejaba penetrar por un equipo de ciclistas.
Hizo una amistad insana con un vidente de Lima el cual la manipulaba acobardándola con falsas visiones apocalípticas de su vida. Dora entró en la paranoia de creerse esas estupidez hasta perder el control.
Tuvo que abandonar el porno tras morderle el chumino una piraña al bañarse en un río de vacaciones por el Amazonas. Sin médicos a miles de kilómetros, fue a un chamán quien le puso en el papo un unguento a base de berzas, raices de palmera y excremento de mandril reseco.
Tras coger una grave infección por el emplasto, la llevaron a otra tribu que curaba con Bourbon las fiebres, pero en el camino fue picoteada por cientos de mosquitos cogiendo el Dengue.
Ya desahuciada, enferma, llena de picajones, heridas, fiebre y pústulas, los lugareños la echaron rodando desde un montículo hasta la autovía general siendo arrollada por un trailer de 16 ejes.

Así, aplastada, Dora dejó el mundo en 2012 dando la razón a los mayas. Hoy en día los niños la veneran y compran sus mochilas, sus muñecos y ven sus dibujos....nada que ver con la realidad de una infancia perdida y una edad adulta muy puta.
Descanse en Paz....


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada