VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

9 nov. 2014

COMO ENTRENARSE PARA HIJOPUTA ( TRADE MARK )


Mirar, ha llegado un punto de inflexión de mi vida que todo me aburre. Gente gris que a veces se viste de colores pero siempre colores pastel, sin brillo, colores débiles que no sacan la espectacularidad del color, la fantasía y la alegría. Contra esto nada se puede hacer.
Hay demasiados problemas: sociales, personales, humanitarios...¿Dónde está la chispa que nos recarga para seguir viviendo? Pues no sé. Pregúntale a tu psiquiatra que yo no estoy aquí para contestarte esas idioteces. Yo solo me quejo. Y punto.

Pero podíamos enseñarnos para acuñar el término "Hijoputez Mental". Un término que en sí engloba las ganas de llamar la atención por puro aburrimiento. Pero, ¿Cómo podemos entrenarnos? Aquí van unos pequeños esboces.

Aprovecha que un compañero de trabajo tiene su sesión abierta en Internet para ir al baño, untarte el pene con muesli y un poco de salsa pesto, hazte una foto del genital y súbela a su sesión poniendo en pie de foto: "Nunca debí irme de putas".

Si trabajas en un Hospital, vístete con un pijama de personal de quirófano y cuando el enfermo se despierte dile: "No te asustes. Estás en el año 2978".

Ponte en la calle, cerca de un paso de cebra, con una bocina. Cuando intente cruzar un ciego toca fuerte para que crea que tras él viene un camión.

Si vas a un stand de un centro comercial, cambia la ropa de sitio para poner las últimas tendencias en las ofertas y marear al personal. Intenta que el precio no se vea o quítalo.

Entra en una Farmacia vestido de indio. Pide una aspirina y un condón. Pon la aspirina dentro del condón, métetelo en la boca y grita: "Yo joder constipado!".

Pon a un amigo en la cera de enfrente de la calle. Cuando pase un taxi levanta la mano y, cuando pare, cruzas y abrazas a tu amigo.

Pon de madrugada la lavadora llena de canicas.

Ve a un gran almacen tipo Carrefour y haz una gigantesca compra de perecederos (sobretodo congelados) y cuando vayas a pagar dí que te dejaste el monedero en el coche, que te aparten la compra dos minutos que vas a buscarlo. No vuelvas nunca.

Apúntate a un gimnasio y acude vestido de menina con su peluca, su sombrilla y su canesú.

Subir al bus con una bolsa, colocarse un pasamontañas, bajarse a toda ostia dejando la bolsa y gritar: Nos veremos en el infierno!.

Ir a un restaurante, pedir de postre 10 flanes y echártelos todos por el escote. Pagar y salir del bar chorreando flanes.

Salir a la calle calzado con dos pollos asados.

Comprar boletos de la O.N.C.E pagando con billetes del Monopoli.

Ir a la asociación de diabéticos vestido de Celia Cruz y gritar "Asssucar!. Irse corriendo y volver a los cinco minutos gritando: Sacarina!

Ponerse las manos de Eduardo Manostijeras e ir a Mercadona a comprar fruta fresca.

2 comentarios:

  1. Que gracia. Hoy justamente al salir del trabajo me sentía con tanta rabia que quería hacer cosas parecidas a las que comentas en esta entrada.

    ResponderEliminar