VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

11 jun. 2014

LOS NIÑOS SON UNA MIERDA.



Qué manera de traer niños al mundo con la que está cayendo. Da igual la crisis, el panorama mundial o el precio del petróleo...un niño es una bendición.
Aunque para eso, la Real Academia de la Lengua debería definir "Bendición" como:
BENDICIÓN: Dícese de parto muy doloroso con strees post parto para la madre, que se quiere morir, y seguido de noches en vela, cacas en forma de pasta pringosa y tanda de vacunas que conlleva gastos extraordinarios en pañales, potitos y educación.

Y todo ello para que los hijos te salgan drogadictos, latin kings o, lo peor, como tú o como yo.
Desde que antes de nacer ya dan pataditas desde el vientre materno y siguen dándote patadas todos los putos días de tu vida hasta que falleces.
Le quieres dar todo el amor y la mejor educación para que sean felices. Lo de la competitividad, el planeta ruinoso sin futuro, el paro, la falta de recursos, la escasez de éstos, la contaminación, el calentamiento global, el aumento de la delincuencia y la violencia y la falta de valores no importa a los padres. ¡Para qué! Yo les doy amor!!!!

Nadie se da cuenta que les estas dando la vida para dejarles sobre un planeta que es una auténtica bomba a punto de estallar. El egoísmo de los padres está por encima de las perspectivas de los hijos.

- Yo reciclo para dejarle un mundo mejor a mis hijos.
Pues vete a Irak a reciclar a ver si paras la violencia o pon neveras en los polos para evitar el calentamiento global o entierra tu mascota y tus plantas muertas bajo tierra para seguir teniendo más petróleo el día de mañana si es que no ha explotado otra nuclear y a tu hijo le ha salido una jiba en el sobaco.

Me dan mucha lástima los pobres niños que al salir de clase van a inglés, natación, esgrima, kun fu, etc...
Decidme, noble padres, qué tiempo le queda a tu hijo para ser feliz de niño, difrutar de su infancia con juegos, tocando la tierra, jugando con los animales o paseando por la montaña.

Yo solo veo estudios y esfuerzos físicos. No veo niños jugando, niños siendo niños, niños sin problemas....veo futuros trabajadores potenciales, esclavos de la sociedad consumista y adultos de siete años.

Antes se jugaba mucho en la calle. Ahora no. Ahora te descuidas un segundo y le petan el culo a tu hijo algún pederasta.
Competitividad.
Has traido un niño al mundo para ser competitivo. No para ser feliz. No me digas que quieres que tu hijo sea feliz si lo estás metiendo en un parvulario al año de nacer. Di la verdad: te molesta.

Tu hijo no es una bendición. Tu hijo es Satán y lleva en el culo un código de barras con el 666. Todo el amor que le querías dar desaparece a los dos meses de no dormir por las noches y cambiarle el pañal ocho veces. Quieres cambiarle la leche en polvo del biberón por talco para que muera de tos.
¡Pero que come este crío que no para de cagar! Y es que se está cagando en su abuela, es decir, en tu puta madre.

Conversación típica:
- No digas eso. ¿Y si tus padres hubieran pensado eso mismo? ¡Tú no estarías aquí!
- Pues a eso vamos, señora, a eso vamos.....

1 comentario:

  1. Por un mundo ideal con eutanasia gratuita y extracciones de fecaloma en público.

    ResponderEliminar