VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

5 jun. 2014

GENTE ASQUEROSA


Hay gente asquerosa que es un verdadero suplicio toparse con ellas. Veamos algunas de estas personas y reflexionemos sobre su nivel de asquerosidad.

- Las personas que van por medio de un pasillo, lentos, y no te dejan pasar por ninguno de los lados. Los esquivas, lo intentas y no puedes. Donde vayas llegarás tarde.

- Las personas que van delante de ti y se dan la vuelta rapidamente dándose de narices contigo. Son personas que creen que están solas en el mundo y pueden moverse a su antojo. Si son de tamaño recio te pueden pulverizar.

- Las personas que te quitan las bolitas del sueter mientas te cuentan una cosa privada. A veces son de utilidad porque te dejan la ropa nueva pero molestan una barbaridad.

- Las personas que, cuentes lo que cuentes, a ellas les ha pasado lo mismo pero aumentado. Ya puedes decir que te lanzaste desde la estratosfera, que ellas han hecho lo mismo pero tocando la zambomba.

- La gente que come con la boca abierta y te cuentan su vida llenas de "P" y "B" dejándote crocanti perdido. Algunas puedes ver cómo hacen la digestión si te asomas un poco.

- Las personas monotemáticas que sólo emplean las redes sociales para hablar de una sola cosa, normalmente poco importante para la mayoría: Perros abandonados, política, música, alimentación, budismo...

- Cualquier mujer de la primera fila de Misa que rezan bisbiseando y alargan la nota final cuando terminan la canción

- Las mujeres, normalmente, que se hinchan de rayos UVA y cada vez tienen un color más irreal tipo "Me pasé con el filtro de Photoshop". No se dan cuenta que es un moreno feo de cojones. A veces, cuando abren mucho los ojos dudas si serán humanoides.

- Los que dicen en público que se van a cagar o a mear. Con lo fácil que es no decir nada o "me voy al servicio".....

- Los que han sido abducidos por un Ovni y les introdujeron de todo menos alegría.

- Los que intentan colarse en una cola y lo hacen tan descarado que no puedes más que arrancar a llorar de la impotencia que dan los hijos de puta.

- Los que cogen el ascensor público y nunca saben si suben o bajan. Sus comentarios son patéticos y acaban bajandose en la planta que no és después de poner nerviosos al resto.

Bueno, hay muchos más, pero es cuestión de ir escalonándolo, no sea que nos aburramos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario