VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

9 jul. 2016

ECOLOGISMO Y ZORRERIO



Que estamos dejando el planeta hecho una mierda cae por sí solo. Es como si tuviéramos verdadero asco a la Tierra y quisiéramos destruirla costase lo que costase. Total, ganamos dinero para consumir y ese consumo genera más producción para seguir ganando el dinero que queremos gastar. Es un loop infinito que pasa factura al planeta.
Nadie mueve un dedo y cuando se dice que los casquetes polares se están derritiendo nos echamos las manos a la cabeza como si fuéramos un pollo tomatero histérico. Pero hasta ahí llega nuestra histriónica actuación de Cine de Barrio.

También es que los ecologistas no explican las cosas bien porque entre el vestuario que usan y esos pelos y esas barbas de "yo solo follo con tomates de huerta" confunden al ciudadano. Con todo eso de la "conservación de las especies" el miércoles pasado escabeché un águila. Pusieron el grito en el sky.

Y es que ahora todo está protegido. No hay bicho que se esté extinguiendo por nuestra culpa, bien sea por la caza, por los insecticidas o por los ataques de tos de los humos de las fábricas.

El búho moñudo del Secarral, el topo del Nabo setabense, el grillo cebollero de la Marxal de Pego, la cigüeña ojo-pipa manchega, el salmonete bífio da rias baixas, La tellina jorobada de la Malvarrosa o la cabra botadora del monte penibético son solo algunos de los miles de ejemplos que se van a la mierda en poco menos de diez años.

En cambio, otros animales como los mosquitos tigre, la mosca del higo, la rata arbellonera o las hormigas de jardín de infancia proliferan cosa mala por no hablar de las palomas de pecho tordo obsesionada por cargarse en los bancos de parques y en los coches (creo que son amigas de Sebas de Carglass porque bastan diez mierdas de ese animal para que el parabrisas implosione o se coma todo el color de la carrocería.

El cambio climático es una realidad. Mientras en el Mediterraneo nos asamos literalmente, en China parece Aqualandia, chinos flotando por las lluvias monzónicas o por Tsunamis o por la crecida de vaya usted a saber que río o afluente.

Antes se pegaba la gente buenos "casquetes". Ahora, se derriten. Muy poco interés ponen las potencias mundiales. Si hubieran visto "La Cosa" de John Carpenter no dejarían que se derritiera el hielo para que la extraña criatura se merendara todo lo que encontrase por medio.

Y para colmo está la falla de San Andrés ( los valencianos han emitido un comunicado diciendo que ellos no saben nada de esa Falla ) que dicen que si se va a la mierda o que si también.

Lo peor se lo lleva el Lobo Estepario que está desapareciendo porque sólo come dos meses al año, en Navidad, cuando los polvorones. El resto se toca la cheta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario