VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

13 ago. 2016

POR QUÉ LA GENTE TOSE EN EL TEATRO


La gente comenta. Murmullos. Una voz en el teatro pide por favor que se silencien los móviles porque la función (qué hermosa palabra) va a dar comienzo.
La excelente actriz sale a interpretar un monumental monólogo con una maestría inigualable. Apenas pasan cinco minutos...toses....

De manera tímida se van escuchando por el teatro diferentes toses, carrasperas, espasmos y estornudos. Gracias a la acústica de estos lugares se oyen en estéreo. Sabes perfectamente de que lado bien. Es algo así como el cantar de las chicharras en verano: si paran es para coger más fuerza.

Hay ratos más o menos largos donde cesan las toses, donde la voz de la protagonista luce con esplendor y los silencios dan dramatismo a la escena. Pero una sola tos activa muchas más toses como dicendo "Ya que esta ha empezado aprovechamos para hacer vibrar el gargajillo que me provoca apneas". Y ese primer estornudo abre la veda a otros tantos que armonizan el ruido blanco del recinto.

Incluso, de vez en cuando, tras un ataque tosero suele escucharse levemente el sonido de un caramelo desprendiéndose de su papel.

Mi idea revolucionaria sería que, ya que no pueden pedir el certificado de buena salud a la entrada de la función, por lo menos ue repartan "Levotus" o cuanquier anti-tusivo. Encarecería la entrada pero sería una función inolvidable.


PD: Dedicado a la gran Concha Velasco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario