VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

3 abr. 2014

LOS ANTICLERICALES Y LA DOBLE MORAL.


Lejos de esos pesado, unos pocos por cierto, que se levantan y se acuestan dándose golpes de pecho, existe la Religión como cosa mundana e incluso como forma de vida. Bien es cierto que todos los radicalismos son negativos y destructivos.No cabe duda.

Ultimamente, no sé si por el avance de las tecnologías o el retroceso de las mentes alienadas, existe entre los medios sociales la tendencia, excesiva, de criticar, insultar y despreciar a la Iglesia en todas sus formas: desde la Iglesia como institución hasta la burla hacia los que creen.

Y esa burla ácida y mordaz, cagándose en Dios y en la Biblia, la esparcen los mismos que llevan a sus hijos a un colegio católico o, simplemente, los que les preparan una comunión parecida a una boda por el fatuo y el boato. Los mismos que se encaran a Dios cuando se les tuercen las cosas o pasan una mala enfermedad.

Los mismos que quemarían una iglesia católica pero apoyan la religión islámica o hacen el imbécil con la religión budista excusándose en lo del yoga, los chacras y el karma.

Se ríen porque no encuentran lógico creer en algo que no se ve ni se puede demostrar. Eso sí, mantienen que las antenas de telefonía provocan cáncer sin ver las ondas ni estar demostrado que eso sea verdad.

Tener Fe significa justo eso, la suposición de que algo reflexionado por uno mismo es correcto aunque falten pruebas para llegar a una certeza sobre ese algo. La fe va de la mano con la confianza.

Por eso reírse de la religión no es aceptable y si te ríes, al menos, que sea de todas las religiones, no solo de una.

Tener Fe no es síntoma de retraso cultural, algo obsoleto o demostración de incultura. Es más, se supone que los no creyentes deberían ser respetuosos con las libertades y, efectivamente, "libertad" es un término aplicable a todo y no puedes blandir la bandera para la libertad de expresión haciendo callar a unos y dando voto a otros. Si eres demócrata eres demócrata. Y no hay nada más patético que un libertario que vaya contra la iglesia y, encima, con argumentos antiguos de "poder opresor", etc...
Sí, suelen ser los mismos que odian la religión, acusa al Vaticano del dinero que tienen y ellos no son capaces de darle diez céntimos a un pobre. ¿La ley del embudo?

Pues sí, la Iglesia no ha sido todo lo buena que se hubiera podido esperar ,muchos problemas los ha creado ella pero es que la rigen humanos y de humanos es equivocarse.
Pero lejos de estas cuestiones de si es buena o mala, respétala. Guarda distancia con ella. Dale la espalda. Ignórala.Pero, ¿Por qué insultarla? Si te vas a casar por la iglesia porque luce mucho al menos cierra la boca.

Si te preguntan puedes decir: "Yo no creo en la Iglesia" o "Yo no creo en Dios" pero no intententes derrocarla porque...acuérdate que cuando te mueras....rezarán por ti, melón.



No hay comentarios:

Publicar un comentario