VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

8 feb. 2014

LA ESPERANZA ES LA DROGA DEL IGNORANTE




La Esperanza es la droga del ignorante. De aquel que siempre espera que suceda "algo" bueno y que presume de disfrutar de la espera. Es como sentarte bajo un árbol para ver cómo madura la fruta.

La vida es como una planta carnívora: atrae, embelesa, te llama...y acabas en sus fauces digerido por tu propia voluntad. La pregunta es: ¿Qué esperas encontrar?

La vida siempre nos da cosas y nos las quita. Nos va ofreciendo a lo largo de la existencia cosas mejores que siempre terminan siendo mucho peores que las pasadas. Y aún así, caemos, nos levantamos, nos golpeamos, nos volvemos a caer, nos herimos, sonreimos y, al final, acabamos poniendo en Facebook frases deliciosas que ni nos las creemos, ni las aplicamos, ni son factibles pero...suenan tan bien....

Otros se pasan al estado místico. Meditan, se introspeccionan, entran en contacto con su yo interior, alinean sus chacras y, mientras tanto, se desconectan tanto de la Vida, de la Realidad, que acaban siendo drogadictos de su propia imaginación. Se olvidan de vivir la realidad.
Y estos son los peores. Porque te estas muriendo y no te ayudan físicamente a sacarte la aceituna del garganchón, qué va, meditan para que se te pase pronto. Patético.
Meditar es esconder la cabeza para no ver lo que te rodea. No se pueden ver los colores con los ojos cerrados. Imaginarlos no es verlos, es inventarlos.

Dejando las tendencias orientales, aquí tenemos la religión cristiana y buscamos consuelo en unas enseñanzas en donde esa religión fue capaz de matar a su propio Dios crucificándole en vivo tras una tortura de azotes jamás vista. Cuando veo a Dios crucificado pienso: "Qué no me pasará a mi si sólo soy un ser humano".

Hay que ser positivo! - dicen.

Lógicamente esta frase encierra la verdadera frase en su interior: "Sé fuerte para aguantar el baile de hostias que jamás acabará. Sonríe, que se note que no te duela".

Y si te deja de forma trágica tu pareja, no te preocupes, encontrarás otra que, al tiempo, te dejará con más dolor, más tortura y de forma menos elegante.

Y si se te a muerto tu padre de un ataque de tos, tú tranquilo, tu madre morirá descuartizada por dos camiones cargados de vigas de hierro que superarán el tonelaje permitido.

Si tienes una mascota que ha muerto de leishmaniasis y te compras otra, ésta morirá ante tí en las fauces de un perro Dogo alemán.

La vida es una enfermedad terminal.






1 comentario: