VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

6 jun. 2017

LOS COJONES DE LOS GRANDES MONSTRUOS DEL CINE



Grandes son los monstruos que el cine nos ha dado. Desde el famosísimo King Kong hasta Godzilla, sea cine americano o japonés, da igual. A ninguno de los grandes seres les cuelga el rabo o los testículos. Nada. Como muñecas de Barbie.
Colosal debían ser, en efecto, los huevos de King Kong. Si ya de por sí el hedor a mona debía ser descomunal, imaginémos el tamaño de esos cojones colganderos con pilila incluida. Cada huevo serviría de choza a una familia de diez watusis de esos y el tamaño de las ladillas debían ser como cabras pirenaicas.
Cada excremento del gorila más grande del mundo debía ser fenomenal, como materia prima no solo daría para hacer chozas por doquier sino apartahoteles y resorts. Y un pelo de cojón serviría para que todo el poblado fuera con cinturón en los supuestos pantalones.

Gorgo o Godzilla no se quedarían atrás. Godzilla con diarrea llenaría 20 calles de Japón como si fueran flaneras! y, al ser paticorto, arrastraría los testículos por el suelo recogiendo toda la mierda. Y ojo que no se le enganche el pito al rail del tren que se electrocuta!
Asco debe dar Godzilla si se come a muchas personas y las digiere mal. Las enormes heces con las caritas niponas junto a restos de brazos y piernas debería ser algo más que dantesco.
Tampoco sabemos si ese lagarto culturista es de sangre fría o caliente como los latinos. De ser de sangre fría debería tomar el sol arriba de una piedra para coger el calor. Tampoco me hago la idea de como sería la pilila de un dinosaurio. Me la imagino como un berberecho gigante de la casa Nolly.

En la película El Hombre Colosal, un teniente del ejército queda atrapado en una prueba nuclear y en vez de morir muta a un gigante de más de 30 metros. Imaginaros el pedazo de minga que se gastará y, lo más inverosimil, su tamaño crece junto a su pequeño taparrabos que, parece ser, también muta porque crece al mismo ritmo sin caer. Debía ser gloria estar debajo de él cantando "Campanera". Un pedo y medio edificio cae sobre sí mismo. Una meada y 200 estadounidenses van a parar al mar. Y de tener prepucio salen 60 abrigos de pellejo de mona. Una barbarie sexy, muy sexy...

Y por último, aunque ligeramente más pequeño pero aún así un pedazo de animal sobresaliente, sería mi adorado Alien. Dónde coño le ubico yo los genitales. Es más, si se rasca los huevos y se hace sangre ¿se agujerea él mismo?¿Cómo pelará los pistachos con esa boca?¿Cualdo hace una felatio, con qué boca lo realiza?¿La grande?¿La pequeña? Es más...que coño caga un alien? Puede aplaudir un Alien?




No hay comentarios:

Publicar un comentario