VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

13 abr. 2016

CONSULTORIO SENTIMENTAL DE ALICIA ROMERO (PARTE 4)



Querida Lucía:

        Me llamo Encarnación y desde hace tres años tengo un problema que me trae de calle. Soy adicta a las barras de labios. Las compro por doquier y de todos los colores. Alguna vez incluso he robado alguna. No se que hacer estoy desesperada.


Querida Encarnita:

       Si los lápices que has robado son de El Corte Inglés no te preocupes, pero si son del Druni te voy a meter tal paliza que no te va ha hacer falta terapia ya que mi hermana trabaja en esas tiendas.
¿Excedentes de lápiz de labios? Píntate el coño. Así por lo menos gastarás más pintalabios y acumularas menos. Dedícate a ir a tiendas de discos lejos de los pintalabios. Al menos un disco Lp no te cabrá en la boca ni en el papo.



Querida Lucía:

    Me llamo Melinda y soy Aries. No alcanzo los orgasmos con mi marido y eso me llena de insatisfacción. ¿Tendrá algo que ver que él está a 4700 kms de distancia? Tuya, Melinda.


Querida Melinda:

      Eres una mamarracha con denominación de origen. Si llego a estar cerca de tí te meto un meco que te salen los dientes como pipas peladas. Hazle perder el tiempo a tu abuela.
Ah! Y no te extrañe que con la distancia te esté poniendo unos cuernos como catedrales.
     



Querida Lucía:

       Soy Rebeca. Tengo 28 años y ando desde pequeña con problemas para hacer de vientre. Pasan semanas y no voy al baño. Recuerdo que te pedí consejo hace tiempo y me recomendaste mucha fibra y semillas de Lino. Desde entonces cago sueters y chaquetitas. ¿Quieres una?¿Qué talla usas?



Querida Rebeca:

      Yo me voy a cagar en tu madre sin necesidad de avena, lino y demás fibras. Esto es un espacio para la psicología y no para una tiparraca estreñida con problemas de personalidad. Vete a tomar por culo a ver si así se te desatasca esa estupidez que tienes, aborto de mona.




Querida Lucía:

      Soy Ismael. Padezco de micropene. Estuve tan obsesionado que unos amigos me gastaron una broma y no caí en ello esta que me vi envuelto en el problema que ahora te explico.
Me dijeron que había un centro para los casos de micropene o microfalosomía, que así se dice y que estaba situado en la Plaza de España. Se llamaba "Pequeñeces". Así que entré, saqué mi pene y, para sorpresa mía, era una tienda de ropa de niños.
Todos quedaron estupefactos y tras agredirme los padres llamaron a la policía. Ahora tengo una demanda judicial por pederasta. Estoy hundido.


Querido y estimado Ismael:

        Antes que nada, cambia de amigos. Después de eso, deberías fijarte más en las cosas y consultar en internet. Piensa que, aunque con micropene, podías desgarrar a un niño chico, cosa que te subiría el ego pero que no está bien, caca.
Con respecto a tu demanda no entiendo por qué te sacaste la minga nada más entrar. ¿No viste el escaparate?¿No notaste que tanto niño no pueden tener el problema que tienes tú como adulto?
Sólo puedo decirte que no creo que tu demanda pase de escándalo público (en este caso, púbico) ya que no hubo rozamientos con ningún niño. Porque no los hubo....verdad....?




Querida Lucía:

       Soy una chica de 31 años y soy un poco gordita. Quisiera perder peso pero me dijeron que empezara por hacer Pilates que era lo más ligero. Desde entonces me lavo mucho las manos y constantemente pregunto a la gente a quién quieren liberar. Ya me han mandado tres veces a un entro mental.



Querida amiga sin nombre pero gorda:

         Creo, a ciencia cierta, que has confundido Pilates con Pilatos, algo muy típico de las foca monje que se les acumula grasa en el cerebelo. De ahí que te laves las manos y quieras soltar a Barrabás.
Te aconsejo que acudas a un gimnasio y preguntes, apuntadito en un papel qué es Pilates, so morsa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario