VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

17 feb. 2016

EL MUNDO SE VA A LA MIERDA



Un mundo en donde se hacen películas de delincuentes y los ponen como heroes. Un planeta en donde los presos tienen Tv gratuita en las celdas y en la sala común y los enfermos ingresados en un hospital deben pagar por verla.
Un sitio donde puedes tener una vida de auténtico suplicio y plagada de problemas, en el que una vez muertos montaremos en un coche de lujo dentro de una caja.
Un mundo que se nos exige coger el transporte público que no para de subir de precio mientras las fábricas vomitan humos tóxicos a borbotones.
Un lugar en donde tener una enfermedad mental como la depresión es vista como un ciudadano de segunda lejos del "macho alfa".
Donde los radicales quieren imponer sus teorías paranoicas pese a la oposición de la mayoría.
Un espacio donde el que no es homosexual no quiere homosexuales y el que es religioso no quiere ateos. Donde los veganos tienen toda la razón de que los omnivoros somos crueles con los animales mientras ellos se comen las únicas cosas del planeta que eliminan el CO2 y nos da oxígeno.

Y todo se mantiene como un plato chino encima de un palo a punto de perder el equilibrio.

El creyente es un estúpido por tener Fé y el ateo es el que se cree por encima de una religión. El concepto de creer en algo no tiene lugar en sus vidas. Cada uno es idiota para el otro.

Y lo peor es esa manía de querer convencer al otro porque su forma de vida no nos gusta. No se contempla el respeto por posiciones antagónicas. El que no piensa como yo es mi enemigo.

Sólo nos une el por culo que nos da la vida.

Cuando dos rompen, ambos culpan al otro de la ruptura. Hay quien piensa que la madre Teresa de Calcuta era una guarra y, en cambio, Miley Cyrus es una artista provocadora.
Igual pasa con la prensa del corazón. Hacemos héroes a los que viven del cuento y encontramos de idiotas a la gente que levanta imperios, ayuda a los demás, descubre remedios para las enfermedades o investigan el Cielo.

La que folla con todos es una diosa. La que dedica su vida a la oración es una cretina. El que presume de chulería es un macho alfa y el que quiere pasar desapercibido porque tiene cosas importantes entre manos es un negado.

Lo dicho, nos vamos a la mierda. Pero, eso sí, queramos o no nos vamos todos juntos cogidos de la manita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario