VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

20 mar. 2018

LA FELICIDAD ES UNA MIERDA ( más que le pese a Paulo Cohelo )


¿Qué es la Felicidad? Me pregunto mientras me pongo un Primperan intravenoso para evitar el vómito.

Yo comparo mi búsqueda de la Felicidad con las tortuguitas recién nacidas que salen de la arena y corren a buscar el mar. Yo soy la tortuga. El mar es la Felicidad. La arena de la playa, la vida.
Salgo del hoyo en donde me resguardó mi madre con todo el cariño y emprendo una enérgica huída hacia el mar, que es la Felicidad. Todas las demás tortuguitas también corren en la misma dirección menos Jose Luís, que se orienta como el culo y toma dirección a la Meca.

Corro para evitar peligros. Debo llegar al agua donde me espera la Felicidad. Corro con todas mis fuerzas, no dejo en ningún momento de mirar en dirección al mar e intento no distraerme, ni tropezar, ni cambiar de rumbo. Siempre al frente.
Y cuando ya mi naricita roza el agua fresca del mar, viene una gaviota y me lleva volando a la perdición.
¡Ya prácticamente estaba en el agua! La rozaba con mi cara! Y la japuta de la gaviota se me zampa sin preguntar. Esa es la vida.

Y si existiese la reencarnación, una vez devorado por el ave, ésta cagaría mis restos en el mar y se los comerían los pececitos minúsculos que, a su vez, son comidos por mamá tortuga que va a desovar a la playa un montonazo de huevos en el que volveré a estar yo.





1 comentario: