VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

15 dic. 2016

CÓMO MATAR MONAS CON UNA CABEZA DE AJOS


No es fácil cazar monas. También depende del sitio. No es igual las de la Amazonia que las de secarral. Lo más fácil, según el biólogo Andrew Bass Conesa- Pinta, lo más sencillo es cazarlas tras llover porque se amodorran y caen de los árboles.
Una vez en tierra firme, desorientadas y llenas de fango, te acercas despacio a ellas y le pegas un diente de ajo en el cogote. Un diente de ajo que previamente ha sido horneado.
Al momento el olor del ajo impregna la selva y la mona en cuestión identifica el olor con una cazuela de arroz al horno volviéndose loca por darle bocado. La mona se encabrita hasta caer desfallecida intentando localizar el Arroz al Horno. Es ahí, justamente, cuando la puedes cazar y darle muerte.


- Perdona, ¿y no la podías haber cogido cuando le pegabas el ajo a la espalda?
- .................
- Es más, para qué quieres matar una mona. Y lo de la foto es un titi.




No hay comentarios:

Publicar un comentario