VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

12 mar. 2016

SINFULFO SARDERA CEBOLLADA: BIÓLOGO Y MÉDICO


Sinfulfo Sardera nació en el año 1943 en Asquerosa (Granada) , topónimo cambiado a día de hoy por Valderrubia. Estudió biología, veterinaria y medicina además de ser cartero en su pueblo.

Hombre privilegiado por su mente transgresora y avanzada, fue el creador de los brackets para pirañas y cirugía maxilar para rapes y llobarros.

De pequeño ya sentía debilidad por los animales y bondad hacia ellos. A sus once años realizó el primer implante perro-gato a consecuencia de un accidente en la carretera de su pueblo. Un tractor pisó accidentalmente a un gato y un perro. Sinfulfo debía elegir salvar solo una vida. Y no lo pensó dos veces.

El profesor de la escuela del pueblo vio en él a un diamante en bruto y se encargó de que estudiara una carrera universitaria pese a la oposición de su padre que quería que su hijo continuara la tradicción familiar de pelar almendra Marcona.

Los problemas de su padre con el alcohol hicieron una infancia desdichada a Sinfulfo quien no paraba de desincrustar de las paredes a su santa madre a causa de la ración de hostias que le propinaba el marido.
El padre murió jóven a causa de una cirrosis hepática causada por la bebida mientras su madre fue longeva a causa del calcio extra que tomó cada vez que el marido la incrustaba en la pared de un bofetón.

En 1959 marchó a Valencia a estudiar en la Universidad dejando atrás a su familia y conociendo al tiempo a Mariví Cucarella, la que fue su mujer.
Publicó en 1965 la tesis " Cómo reaccionan las ratas valencianas ante una mascletá". Contestó a miles de preguntas como: ¿Huyen todas en la misma dirección?¿Algún tipo de rata se infarta con el estruendo?¿Botan cuando cae el primer masclet?¿La rabia de las ratas valencianas provienen de la sobreexposición al ruido fallero?

Investigó sobre la orientación religiosa de las Mantis y llegó a la conclusión de que eran luteranas pero sólo los Domingos impares.

Fue el primero en formar una colonia de hormigas, pero no olía a nada agradable y desestimó la idea. Además, la mezcla majaba la piel.

"HE LOGRADO CRUZAR GENETICAMENTE LADILLAS CON LUCIERNAGAS, NO SE PARA QUE SIRVE, PERO TENGO LOS COJONES QUE PARECEN LAS VEGAS!" afirmó en uno de sus trabajos de laboratorio.

También apareó una cigarra de la sierra de Porta Coeli con un cigarro y vió incompatibilidad en el ADN. Probó con un puro pero tampoco salió bien. Al final mató a la cigarra de un pisotón.

Y esta es la vida de este gran hombre que, en silencio, sin salir en portadas, revistas o televisión , hizo una gran aportación a la ciencia en España y, por qué no, al mundo entero. Bravo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario