VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

8 jul. 2015

LUCIANO LAHABA-GORDA Y SU HAZAROSA VIDA.


Luciano fue hombre de vida intensa. Nacido en 1843 murió cuando dejó de respirar. Su mujer, Mª Carmen Feliu Sorasoga lo encontró muerto tras tres dias sin moverse del sofá. "Mucho tiempo de reposo para un hombre" se decía lamentándose del terrible suceso.

A Luciano le hablaban las piernas. Sí, has entendido bien. Sus piernas hablaban, hablaban y no callaban nunca,contando una y otra vez las mismas anécdotas y chascarrillos. Era inaguantable la murga. Gracias a él se descubrió el "síndrome de la piernas pesadas".

Tenía la misma cantidad de piojos que de ladillas ya que su frondosa barba le hacía de nexo de unión entre pubis y cabeza creando un intenso flujo de liendres cara arriba y cara abajo. Los piojos decían:
- Pardiez! Este tio se ha roto la testa en dos.
- No hombre, es que estás en los testículos y no en la melonera.

Hombre afable donde los haya, volcó toda su vida a mirar las estrellas y el Universo. Llegó a la teoría de que, cuando llueve o esta nublado, no hay estrellas. Lo achacaba a los iones negativos de las nubes que interaccionaban con las estrellas desplazándolas lejos.

Él puso nombre a las estrellas fugaces llamándolas "Cometas", pues eran tan rápidas en su desplazamiento que no le daba tiempo a decir "Cómo estás?" y lo abrevió como "Com - etás".

También observó cómo la Luna infuía en las mareas. En su bitácora señaló:
"La Luna influye directamente sobre las mareas ya que su observación por largo tiempo jode las cervicales y marea cosa mala".

Creia que había vida más allá de la Tierra y pensaba que por las noches todo estaba oscuro., cosa que contrastó en numerosas ocasiones.

Son vidas olvidadas que debemos recuperar por pertenecer a la historia de los grandes pensadores y observadores de la Naturaleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario