VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

21 jul. 2012

VIOLENCE BE HAPPY






Las buenas personas siempre tenemos las de perder. Cualquier panda de rumanos, ñetas, gitanos, nazis, mienbros del Ku kus Klan,musulmanes, Latin Kings, gente del Este de Europa, españoles pandilleros, etc...te pueden pegar una paliza el cualquier momento y sin venir a cuento. Y eso que no hemos hablado de parejas maltratadoras, enemigos violentos, vecinos en contra, ex-parejas vengativas, etc...

¿Cual es la solución definitiva? Sería la pregunta.

La solución definitiva sería crear un grupo violento que pegue palizas a los que pegan palizas. De esta forma el "maximo depredador", en este caso los kinkis y gentuza variada, ya tendría por encima de la cadena de mando otro depredador.

Incluso si este grupo lograse acabar con los demás grupos no supondría ningún problema a la gente de bien ya que solo pegarían a los malos.

Cuando en el mundo de los comics comenzaron a salir superhéroes que luchaban contra los villanos era porque, ya en aquel entonces, había gente que empezaba a atufar mala leche. La crisis, la inmigración descontrolada y los gobiernos ineptos han hecho de este país un caldo de cultivo y una apología de la violencia.

Estos grupos que pegarían palizas a los que pegan palizas irían armado de forma rudimentaria. Nada de pistolas o subfusiles. Garrotes, puños americanos, alguna sierra mecánica oxidada, cuchillos jamoneros, vitriolo para quemar la cara y sopletes.

El mantenimiento de estos grupos sería nulo ya que su paga saldría de lo robado a los pandilleros y de la venta de los riñoncitos y demás órganos de los hijos y familiares de estos que, aunque no tienen culpa, tampoco la tenemos los ciudadanos de a pie.


2 comentarios:

  1. Un poquito fuerte el comentario.
    Daría para hablar mucho.
    A mí no me importa de donde sea la gente, siempre y cuando esté civilizada.
    Los inmigrantes que vengan a robar, pues para su casa, que con los que hay aquí ya llega. A los que hay aquí, aplicar las leyes de verdad.
    Y control total a cualquier ideología intransigente y a cualquier religión que intente imponerse.
    Partiendo de que la democrácia es el menos malo de los sistemas conocidos (reales, no utópicos), el problema que se plantea muchas veces es que tienes que dar libertad ideológica y religiosa a gente que sabes que si pudiese no te dejaría esa libertad de expresión.
    Un lío.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar
  2. Brillante con la gente que hay en paro no faltarían sicarios de bien. Estaría bien a los malhechores hacerles bailar claquet antes de ser apalizados.

    ResponderEliminar