VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

23 sept. 2014

LOS NIÑOS SON EL FUTURO (APOCALÍPTICO)


Niños. Esa cosa apestosa que va desde el feto en sí mismo hasta el pajillero compulsivo. Esos seres que nada más nacer se les priva de su infancia en pos de ser competitivos en un mundo donde sobramos más de la mitad de la gente.
Pequeños cargados con mochilas de Dora la Exploradora, un ejemplo de niña sin padres, perdida y con un mono a cuestas, o de Patricio y Bob Esponja, dos bordelines inmaduros. Claros ejemplos de la Sociedad que nos toca vivir.

Me dan pena, mucha pena, ver como los padres pasan de darles una buena infancia y se dedican a hacerlos competitivos llevándoles a actividades extraescolares como son idiomas, fútbol, karate, baloncesto, esgrima e incluso golf entre otras muchas actividades.

Adiós a jugar en la calle, a la pandilla de amigos, a ensuciarse con tierra, barro, a hacer "guisos" con agua y flores, a jugar al escondite, al "tú la llevas", a herirse, a caerse, a aprender a levantarse sin darle importancia a la rozadura de la herida, a practicar la "pillería" en la calle, etc...aunque de todas maneras a día de hoy, jugar en la calle es dar de comer a los pederastas....que pena....

Pero ¿qué padre va a preferir que juegue su hijo y sea niño en el sentido literal de la palabre mientras el resto de sus compañeros son instruidos robóticamente para superarle? Nadie. Es lógico.

No queda otro camino: si tienes un hijo debe ser mejor que el resto para poder sobrevivir el día de mañana.

A mi, hasta día de hou, JAMÁS he necesitado usar en mi vida cotidiana una integral o el diagrama de Benn. La movida de Napoleón Bonaparte no me ha salido nunca ni en el Trivial y la química solo me ha servido para deshacer la sacarina en el café o poner sal en la comida.

En mi infancia había un contacto casi directo con los animales. A día de hoy el primer conejo que ven es a los trece años y es el de la novieta.

No sé si será mejor así, como ahora, o como antaño, pero de lo poco que estoy orgulloso de mi es de que he sido niño y lo he disfrutado ( aunque me suspendieran hasta recreo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario