VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

20 oct. 2018

ASUME QUE TU HIJO ES FEO DE COJONES


Los hijos son como los pedos: solo les hace gracia a los dueños. Porque no nos engañemos, nadie, repito, nadie te va a decir nunca que tu hijo es un aborto de mona. Entra en juego la educación social y, evidentemente, que no se puede decir a sus padres que un niño es feo.

Hay niños muy guapos, otros simpáticos y otros feos como la última rebanada del pan Bimbo. Lo que pasa es que el "amor de padre" impide ver una realidad tan evidente que no nos queda a los demás que mentir para no herir la sensibilidad.

Y justamente estos padres, los del niño feote, son los que más se empecinan en enseñarte sus fotos y videos del niño en todas las posturas. Son tan seguidas las fotografías que les hacen que, si las pasas rápido, el niño se mueve como en los dibujos animados.

El padre/madre te dice: ¿Has visto que guapo está mi hijo? Y te enseña la foto del susodicho. Para tus adentros lloras por la malformación de ese ser que lo dejas bajo el quicio de una puerta y no sabes si entra o si sale. Te muerdes el labio inferior para no reirte mientras te compareces del pobre infante mientras sueltas: "Qué grande y guapo está! Wowww...." (tragas saliva con el gañote seco)

Yo tengo un hijo la mitad de feo que ese y lo dejo en el trastero hasta los dieciocho como en la película "Powder (energía pura).

Nunca le digas a un padre que su hijo es un pony malformado porque lo perderás para siempre. Debes mentir o, como mínimo, disimularlo. Que tú te preguntas qué tipo de distorsión de la imagen tiene este hombre para pensar que su hijo es guapo y mostrarlo a la gente de bien que ningún daño le ha hecho.

Y cuando más feo es el niño más ridículo lo visten o lo peinan. Es como pensar que si vistes a una mona de seda se vuelve Shirley Temple, la cual odio, por cierto. Al final te pondré un video de ella para que eches la papilla.

Y lo peor es cuando te ponen un interminable video del niño no haciendo nada mientras el padre no para de decir: Mira, mira...cayéndole la baba (como al hijo, aunque por distintas razones) y tú esperas "algo": que haga una gracia, que diga una palabra, que se caiga, que trabaje con decimales, que se encarame a la lámpara como un mandril...nada. Nihilismo infantil.

"Nene, di "Mamá""Y el nene parece tener la boca cosida porque en 10 minutos de video estático no dice ni "ajo". Ni ajo ni coles de Bruselas ni habas baby...

Las niñas se llevan la peor parte cuando las visten ridículas, le ponen toda clase de lazos y trenzas por la cabeza y les hacen sonreir cuando aún no tienen ni la mitad de dientes.
Los niños tampoco se quedan atrás cuando los padres les dejan el pelo largo y debes esperar a los 16 para sexarlos como a los pollos y distingir el género.

Por esta razón yo no soy padre. Porque, seguramente, sería el padre más baboso de todos y mi hijo sería una mesa camilla isabelina sin identificar. O qué os creíais?
Y por si esto fuera poco, cierto: Yo también le daría asco a alguien cuando fui pequeño. A día de hoy, más de lo mismo.

Ah! El video de la hija que vendería para despiece si fuera mia:


1 comentario:

  1. SIRLI TEMPLE, niña nacida para ser regada de odio y amor por igual. Guapa o fea, según lo veamos, sus riñones siempre serán apetecibles para un transplante.

    ResponderEliminar