VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

28 sept. 2016

LA VIDA DE LA CANTANTE GIGI GUISANTE



Gigi Guisante, cuyo verdadero nombre ere Roberta Lapuerta, fue una gran cantante de finales de los cincuenta y principios de los sesenta. La descubrió casualmente el productor discográfico Matt Rattas en un campo de recolección de altramuces cuando iba a su finca a matar una plaga del gorgojo de la patata temprana.
Cosas de la vida paró el coche para orinar camino de su finca cuando, en el campo, escuchó una bella voz cantando una canción desgarradora llamada "Back pain peasant" (dolor de espalda campesino). Al principio creyó que era alguien que había caído en un cepo para osos, pero luego pensó que en Arkansas no hay osos.
Ahí estaba ella, recogiendo altramuces junto a otras mujeres y embriagando el aire con sus notas musicales.

Al tiempo, Gigi se puso en manos de Matt quien le compuso sus primeros temas para su álbum en el que su desgarradora voz matizaba cada una de las palabras de dolor, soledad y desamor de la canción.
Títulos como "Si me dejas", "Ya no puedo vivir", "Muero de Amor" o "Dios me pegó una hostia" fueron indispensables para darse a conocer como la mujer que cantaba al dolor, al sentimiento desgarrador de soledad y desespero.

Más tarde vinieron otros títulos como " Sin Pan y con la Tibia fuera" o " Me corté con una caña untada de mortadela" que la llevaron directamente al Olimpo de los famosos.
Desgraciadamente, cambió de productor dejando a Matt y yéndose con Brat Morris con el cual tuvo un turbio y apasionada romance que con sus tema "Me dejé un diente en el queso de bola" la catapultó a lo más alto. Literalmente. La crítica le pareció un bodrio por ser más de lo mismo y, en una de las entregas de premio, la amordazaron, la pusieron sobre una catapulta y la tiraron tres estados más lejos.

Con una fuerte depresión Gigi comenzó a tontear con las drogas hasta caer de lleno en ellas.
Se retiró de los escenarios consumiéndose entre lúgubres hostales y callejuelas infectas, tuberculosa perdida y con a penas 35 kilos sobre ella.

La leyenda dice que si se escuchan en sentido inverso sus canciones en un disco, se oye la canción al revés. ¿Leyenda?¿Realidad?....Ahí va una diva.

Fragmento de su canción "La Casquivana"

"Fragoletta, linda muñeca
no te subas en bicicleta
que las alondras no cantan
pero cagan que espantan."