VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

26 feb. 2015

LA N.A.S.A



El preguntarnos para qué sirve la N.A.S.A es como beber por la parte gorda de un botijo. Terminas aborchornado y con la gente de alrededor riéndose de ti.
Se supone que es la agencia del gobierno de los Estado Unidos que se encarga del proyecto espacial y la investigación.
Y así como cualquier equipo de investigación se jacta de sus descubrimientos y de su fama, la N.A.S.A hace todo lo contrario: es una agencia que oculta todo lo que descubre. Para qué coño sirve la N.A.S.A.

Dicen que vigilan el cielo día y noche e, incluso, buscan vida extraterrestre. En cambio dicen las malas lenguas que tiene a unos extraterrestres en un hangar e, incluso, que ya hace tiempo que trabajan codo a codo con ellos.
Pues vaya mierda de agencia espacial. Imagínate que nos pasa lo mismo con otras cosas cotidianas. Vas a Mercadona, preguntas por los productos Hacendado y te dicen muy serios "Jamás hemos tenido productos Hacendado". O, simplemente, que vayas a tu banco a sacar dinero y te contesten que ahí nunca han tenido dinero, sólo charcuteria marroquí. O que acudas a puerta de Urgencias de un hospital con un brazo colgando de dos tendones por un accidente de motocarro y con gesto hierático te digan "Todo es producto de tu imaginación. Nunca has tenido brazo".Y tú te quedas con cara de imbécil y desangrado.

Lo lógico es que si descubres algo lo digas. Sea bueno o malo. Para eso te han creado.
Una teoría conspiratoria dice que no quieren pasar ninguna información porque los extraterrestres que han cogido tienen forma de pene y eso daría mucha risa.

Otra cosa que no comprendo es que, si los E.Ts viene a vernos,¿ por qué ese sigilo? Es como ir a casa de tu amigo y, en vez de tocar el timbre de la puerta, llamases agitando una pluma de cisne contra la puerta. Nadie te oiría.

Y que la N.A.S.A niegue la existencia de ovnis es ya el acabose porque, discretos, los ovnis no son. Según dicen tienen más luces que la pista de baile de Pacha Ibiza y van siempre destellando, lanzando rayos hacia el suelo elevando vacas hacia su interior y abduciendo al más listo del pueblo.

Y ovnis sólo se ven en Estados Unidos. Ni en Burgos, ni  en Picamoixons ni siquiera en Suiza o en el Congo.
Y el que lo ve queda aterrorizado por su forma de moverse, por sus luces y su tamaño. Pues bien,  la N.A.S.A no ve nada.
- Era un globo aerostático - confirma la agencia.
- Y una mierda! Me persiguió por el campo más de cien metros.
- Eso fue efecto de la heroina
- Me cogieron unos seres pequeños y cabezones! Yo los vi!
- Sería Cañita Brava o algún niño con hidrocefalia.
- Pero me pusieron sondas y me implantaron un chip.
- Te llevarían a la Seguridad Social.

Ya es raro que una agencia que busca vida inteligente NUNCA se crea nada de lo que pasa. Y ya te digo porque no será por la discreción de las luces de los platillos volantes que, a propósito, ¿Nunca habeis pensado que mareados deben estar los marcianos de dentro? Porque una cosa que da vueltas sin parar te puede dejar como una escurridora de lechuga.
Y es que esa forma de plato invertido será muy útil para surcar el espacio pero los de dentro no querrán ir a Terra Mitica ni de coña. El maero ya lo traen de casa.
Otro tema candente fue cuando a principios o mediados del siglo pasado, desaparecieron muchos aviones y escuadrones en pleno vuelo de los cuales no se supo jamás de ellos.
- Se equivocarían de ruta - dijo la agencia
- Pero aparecerían en otro sitio, melones!
- Se caerían al mar.
- De eso nada. Ya buscaron y no encontraron el mínimo rastro.
- Se los comerían los tiburones.
- Y a los aviones también, zoquete?
- Los usaría algún pez martillo para hacer esculturas como las de Chillida.
Todo son escusas pese a estar más claro que el potoro de una albina.

En fin, que tanta tecnología no sirve de nada porque nunca han visto un ovni. En cambio, cualquier persona que se vaya a follar por la noche a la era, ve uno.

Y ya se les acaba las escusas. Que si era un globo sonda, que si se trataba de un globo meteorológico, si era un 600 que se despeñó de una montaña, que si era Lady gagá que abrió la pueta del avión y se fue a tomar por culo...

Cualquiera ve ovnis menos ellos pese a su gran tecnología.
¿Qué os pasó que fuisteis a la Luna y ya no habeis vuelto? De seguro que los marcianos les dijeron: " A hacer fotos a vuestra puta madre" o tal vez "No volvais por aquí y seguid matándose unos a otros que lo estais perfeccionando con tanto ensayar".

Yo voto para convertir la la N.A.S.A en un puesto de gofres.



17 feb. 2015

SHIRLEY TEMPLE ERA UNA ENANA ALIENÍGENA (DEMOSTRADO )



"La pequeña Shirley Temple era una enana, alienígena, zorra y prostituta" comentaba convencido George W. Jefferson, estudioso catedrático y reconocido astrofísico que impartía en 1953 clases en la universidad de Kentucky fried chicken.

Shirley fue una "niña prodigio" que triunfó por la década de los años 30. Actriz y bailarina que comenzó aproximadamente hacia los 4 años y que actuaba como Pedro por su casa con una soltura extraordinaria para una niña de su edad. Sus papeles representaban realmente a una niña en situaciones de adultos.¿Cómo lograban qque un bebé pudiera actuar así?

George W. Jefferson está convencido de que la supuesta niña no era tal. Se trataba de un alien con problemas de crecimiento, disfunción sexual y puta. De hecho, como la niña no crecía la jodia, los jefazos de la Fox revisaron miles de fotos de mujeres de mediana edad que pudieran parecerse a ella para pegarle un tiro en la boca y, al cabo de los años, que apareciera esta mujer como la niña ya desarrollada.

Y todo fue porque detrás de su desparpajo, escondía una cruel realidad. Por una parte, quería provocarles un paro cardiaco a los adultos que odiaban a los niños y, por otra parte, fomentaban en las familias que sus pupilos tuvieran los mismos dones que la maldita Shirley, con lo cual los padres acababan pegando, maltratando, violando y matando a sus propios hijos. Todo era perfecto para crear el caos en la Tierra y aniquilar a la mayoría de humanos, adultos y niños.
Un estudio demostró que ver cinco minutos de una actuación de la niña cantando y bailando registraba en los humanos una tensión superior a 210/110 mmHg ,desprendimiento de retina y sequedad anal. Y es que la niña era pro-hostia; daban ganas de reventarla contra una cristalera de colores y contemplarla hasta desangrarse.

Según George W. Jefferson, la alienígena que pertenecía a una estrella llamada Rho Cassiopeiae se sometía cada seis meses a una amputación severa de ciertos tendones que le permitían no crecer. Para ello, los aliens tenían un laboratorio subterraneo en Montana donde la pequeña Shirley se sometía a tratamientos dolorosos para conservar su voz de pito, su estatura e incluso le recortaron los párpados para que la expresión de sus ojos fuera más impactante.
Su pelo era un injerto de lana de oveja merina de Badajoz que tapaba su gigantesca cabeza alienígena al tiempo que le serraban los hombros para que pareciera que sus bracitos eran de niña chica.
George W. Jefferson siempre estuvo en el ojo del huracan de los temibles aliens que lo vigilaban con lupa tras descubrir el verdadero origen de la niña. Jefferson era un gran obstáculo por meter las narices en todo este asunto.
Mientras tanto, la Fox no paraba de hacer películas y el número de niños muertos en manos de sus padres crecía así como los infartos y los íctus.
Un buen día, George W. Jefferson se metió en el camerino de la niña y, enfurecida, sacó del interior de su boca tres tiras de tentáculos y se subió por la pared quedando cogida en el techo. Jefferson cogió una escoba y le metió tal somanta de hostias que al final cedió la niña del techo y, ya en el suelo, la remató rompiéndole la mandíbula inferior y cortando sus miembros, en vivo, con el abrecartas que le regaló Douglas Lorens ( un admirador con síndrome de asperger).

El mal ya estaba hecho. Pero Jefferson logró parar la ofensiva extraterrestre por una larguísima temporada aunque murió a los pocos meses por radioactividad ( se conocé que después de desmembrada, se la folló) y hoy en día, en pleno siglo XXI, vuelve la ofensiva alienígena, esta vez con forma del hijo de Will Smith.

Vean y comprueben en estos videos siguientes, la complejidad de mensajes subliminales que la alienígena-zorra-Sherly transmitía en cada fotograma con sus gestos, su voz chillona y su lenguaje corporal. Aterrador.

El última video es aterrador.

CACA, PEDO, CULO O.... ZOMBIE ASS: The Toilet of the Dead (2011)



No está subtitulada pero tampoco hace mucha falta para ver por encima esta graciosa película japonesa de escatología casi naif de caca, pedo, culo y piss.


HISTORIAS PARA TIRARSE AGUARRÁS EN LOS OJOS. HOY: EL SANTO JOB.


Pese a ser creyente, últimamente me da por indagar la biblia y veo cada cosa que me urge comentar. Y la historia de Job es la locura hecha organdí.
Según la Biblia, Job era un hombre rico y afortunado: poseía 7.000 ovejas, 3.000 camellos, 500 pares de bueyes, 500 asnos y numerosos obreros, además de una bella mujer y 10 hijos bien avenidos. Era de estas personas que no hablaban por no ofender y siempre tenía un enorme agradecimiento a Dios por todos los bienes que tenía.
Pues bien, un día Satanás que iba de compras al Corte Sarraceno, se fijó en él. Total que en la sección de discos se encunetra con Dios y, como un lider de derecha y otro de izquierdas, aparcaron sus ideas opuestas sobre el bien y el mal y se sentaron a tomar un ron con coca cola.
Satanás le comentó sobre Job y Dios le dijo que era un buen hombre muy agradecido que siempre tenía una oración para él. 
- Hombre, nos ha jodido - masculló Satanás - con todos los bienes que tiene cualquiera no te da las gracias con un simple rezo.
- ¿Pretendes decirme que Job me adora porque todo le va bien? - preguntó Dios.
- Te dire! Ese hombre, ahora lo dejas sin nada y se caga en todos tus muertos - le desafió Satanas.
- Estas equivocado, Satanás. Job es un hombre bueno incapaz de abandonarme aunque las cosas le fueran mal.
- Pues vamos a hacer un trato - dijo con mirada demoníaca Satán - Déjame probar a tu discípulo. Estoy seguro de que si Job perdiera su riqueza y las cosas empezaran a irle mal, cambiaría de actitud y terminaría traicionándote, Dios.
- Le conozco y confío en él. Trato hecho. Putéale cuanto quieras que seguro que vas a perder..

Y con esa corna, Yavéh dejó impunemente que Satanás jodiera al pobre Job de cualquier manera. Cosa atípica de un buen Dios, creo yo...
Así que el diablo se puso las botas y abrió el cajón de mierda de su bureau.

Y estando en su casa Job con su mujer llamaron a la puerta. Era un vecino suyo.
- Job, ha venido un tornado y se ha lleva el granero tuyo que tenías hacia el oeste de tus tierras.
En ese mismo momento paró en la puerta un citroen C3 con otro vecino.
- Job, algo ha pasado a tu pozo porque se ha secado y han salido de él las ranas con pajitas absorbiendo los fluidos corporales de tus tres perros.
Otro vecino más se juntó con los otros dos y comentó asustado:
- Job, una nave nodriza se ha llevado tus vacas con un rayo azul y le ha dado por culo a tu hijo Nicomedes.
En ese momento la mujer de Job tosió sangre.
- Cariño, creo que tengo algo de pulmón. Más que nada porque se me ha salido medio por la boca y ha ido a parar detrás del sofá.
Un hombre a caballo se unió a la fista y trajo malas noticias.
-Job, estaban tus hijos visitando la fábrica de Gallina Blanca cuando les vino a todos a la vez un estornudo y cayeron dentro de la trituradora de huesos. Han muerto todos!
Acudió un hermano de Job a la puerta de la casa donde se encontraban todos y, enseñándole la pierna de madera que tenía a causa de un accidente pasado, le dijo:
- Job, hermano, mira mi pierna. Con la humedad de estos días me ha salido un esqueje, ramas y ya llevo colgando tres peras conferencia.
En ese momento pasó por entre los asistentes medio gato de Job que había perdido las piernas traseras e iba dejando visceras por el camino y un reguero de sangre, órganos y pellejos. Dijo "Miau" y tras salírsele un ojo de la cuenca, murió a sus pies.

Cuando Job hubo oído estos tristes relatos, se levantó, se afeitó la cabeza en señal de duelo y, postrándose en tierra, adoró a Dios diciendo: “Desnudo nací del vientre de mi madre y desnudo me llevarán allá. El Señor me lo dio y el Señor me lo quitó ¡Bendito sea el nombre de Yahvé!”

Pasaron los días y Satanás y Dios volvieron a verse.
- No me dirás que mi Job no es un crack, eh... - Presumió Dios.
- Bueno...está así porque ha perdido cosas materiales, pero dale una enfermedad y verás como te maldice.
- Estás tú bueno! - se jactó Dios - Ni harto de vino. Dale la enfermedad que quieras, respetando su vida para que no muera y verás como me sigue adorando.

Un arcangel que oyó la conversación dijo:
- Yavéh, ¿No te estás pasando un pelín con Job?
A lo que Dios le contestó:
- Vete a tomar por culo, mamarracho, que no eres angel ni nada...."Arcangel"...¿Qué coño es un arcangel? Vete a polinizar colmenas, so memo...

Y dicho y hecho, Satanás le mandó una miscelanea de enfermedades que lo pusieron al filo de muerte con terribles dolores y malestar.
Lo primero le dió tós junto a diarrea. Luego ya empezó con la sarna, hemorroides, cirrosis, síndrome de Tourette, encías sangrantes, lepra, sarcoma, rotura de huesos, vómitos, úlceras de piel hasta llegar a hueso, fiebre, moquillo, embarazo extrauterino, verrugas, uña incarnata,ampollas, epistasis masiva, picor, pústulas y tapones de cera en los oídos.

El pobre Job no encontraba alivio alguno.
Su mujer le decía: “¿Aún sigues aferrado a tu integridad moral?, solo falta que te mueras bendiciendo a Dios” 

Pero Job le respondió: “Has hablado como una mujer necia; si recibimos todos los bienes de Dios, ¿por qué no vamos a recibir también los males?” Y Job no dijo palabra alguna que pudiera ofender a Dios.
 Job ya quería morir. Quería no haber nacido y no entendía el por qué de ese castigo tan inhumano.
Pasaron los días hasta que Dios bajó del Cielo para ver a Job y encima va y le dice con gran autoridad:

 “Basta de insensatos discursos. Levántate y cíñete como varón porque voy a hacerte unas preguntas: Si tanto sabes, ¿dónde estabas cuando yo fundé la tierra? ¿Quién determinó, si lo sabes, sus dimensiones? ¿Quién tendió sobre ella las leyes que la rigen? ¿Sobre qué descansan sus cimientos? ¿Quién cerró con puertas el mar y rompe la soberbia de sus olas? ¿Acaso has mandado tú, en tu vida, a la mañana y has enseñado su lugar a la aurora para que ocupe los extremos de la tierra? ¿Cuál es el camino por donde se difunde la niebla? ¿Tiene padre la lluvia? ¿Quién engendra las gotas de rocío? ¿Has enseñado tú a los cielos su ley y determinado su influjo sobre la tierra? ¿Das tú al caballo la fuerza, revistes su cuello con ondulantes crines?, ¿le enseñas tú a saltar como la langosta, a resoplar fiera y terriblemente?
 
Job no sabía que decir, se sentía insignificante delante de Dios: “He hablado a la ligera ¿Qué te voy a responder si eres Dios y lo sabes todo? Mejor estoy callado”

Y así, con esa mala folla y esa chulería típica del Madrid de Chamberí, Dios le cerró la boca al "payaso" de Job.
 
Luego, Dios restableció a Job en su anterior estado de salud curándole todas las llagas y, no solo eso, sino que le acrecentó toda su fortuna, volvieron sanos y salvos sus hijos y murió muy anciano y lleno de felicidad.


Y todo sucedió en una tarde de tedio entre Dios y el diablo. Y chim pum...¿Cómo se te queda your body?



14 feb. 2015

LOS DIEZ MANDAMIENTOS Y EL BECERRO DE ORO


Moises es un personaje digno de lástima, de verdad. No se sabe quien le puteaba más si Dios o los hebreos. Tuvo que sacar a su pueblo de las garras de Egipto. Subió al monte Sinaí y encontró una zarza ardiendo que no se consumía. "¿De qué rayos habían hecho los curasanes que tras su ingesta veía zarzas en llamas?" se preguntaba, cuando de pronto una voz le dijo:  
- No te acerques más. Quítate las sandalias, porque estás pisando tierra santa.Yo soy el Dios de tu padre. Soy el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob.
- Coño, justamente aquí que está lleno de zarzas. Me voy a dejar los pies como cantimploras.
- Escúchame bien - dijo la voz de Dios.
- Oye, pero cómo es que la zarza no se consume? Esto es un gasto innecesario. Si fuera una falla les jodias la fiesta a los valencianos.
- Ciertamente he visto la opresión que sufre tu pueblo en Egipto. Los he escuchado quejarse de sus capataces, y conozco bien sus penurias.Así que dispónte a partir. Voy a enviarte al faraón para que saques de Egipto a los israelitas, que son mi pueblo.Cuando hayas sacado de Egipto a mi pueblo, todos ustedes me rendirán culto en esta montaña. Cambio y corto.

Así fue, sacó a su pueblo y lo llevó otra vez al monte Sinaí donde subió el solo a hablar con Dios y tras caer rodando cuatro veces hasta la ladera logró contactar con Dios quien le dió diez mandamientos....grabados en dos piedras enormes!
- Señor, no soy digno de mirarte a los ojos pero, dime, ¿Tanto te costaba dármelos en un papiro?
- No te quejes, Moises.
- Es que ya tengo las rodillas desolladas de las veces que caí a tierra, luego me volviste ha hacer que me quitase las sandalias porque pisaba tierra santa y me llené los pies de pinchos de zarza. Y ahora me das 10 mandamientos en dos piedras que parecen las puertas de Brandemburgo. ¿No podías al menos grabarlas en piel de becerra o en compact disc? O al menos hacer la letra más pequeña y que cupiese en una sola piedra?
- Baja a ver a tu pueblo y entrégales estos mandamientos, Moises, coño.

Y Moises, escaldado por el calor de la zarza, desollado, lleno de arañazos y heridas, bajó donde se encontraba su pueblo recibiendo una nefasta sorpresa.
Se conoce que Moises se había enredado más de la cuenta con el palique de las tablas y su pueblo se aburría. Total, que uno dijo, ¿Y si nos quitamos los dientes de oro y hacemos un becerro y lo adoramos?
Y tal como lo dijo se hizo. Cuando Moises bajó del monte Sinaí y vio el becerro montó en cólera.
- Me cago en vuestra puta madre! ¿Qué coño habeis hecho?
- Un becerro de oro, Moises.
- Pero si no he tardado nada en bajar! Y qué mal hecho está el jodío.
- Es que Aaron propuso hacer un saltamontes pero no nos pareció muy serio...
- Yo es que os saco los ojos y me hago las 12 uvas, melones!
- Es que tardabas mucho y nos aburríamos. Nosotros sin un lider no somos ná.
- Dios ha esculpido con su propio dedo estos diez mandamientos.
- ¿Con su propio dedo? Le habrá dejado la uña a carne viva.
- Callaos, herejes! Mirad lo que os traigo! - dijo alzando las dos piedras con los mandamientos.
- ¿Qué son, Moises, el menú?
- Son las ladillas que tiene tu madre en el papo, Abel.
- No te pongas puntilloso que desde aquí no se ven.
- ¿No se ven? - gritó Moisés - Pero si cada una es más grande que la rueda de vuestro carro!
- Ya, chico, pero con este calor, el orujo que nos hemos metido para adorar al becerro/saltamontes y la vista cansada no vemos una mieda.
- Ay, la ostia, que me sube la tensión, pero ¿qué coño habeis hecho? ¿Por que adorais a ese becerro de oro?
- Hombre, no te pongas así, Moisés, que comparado con tus tablas de piedra basáltica este becerro es lo más. Además, nos has dejado solos cuarenta días y cuarenta noches. Creímos que te había raptado un ovni.
- Aaron, hermano mío - lloró Moises - Cómo siendo de mi misma madre y de mi mismo padre eres tan hijoputa...
- Es que te has ido y te has enrollado como las persianas.
Moisés al oir el jolgorio y percibir el becerro de oro, se enfureció, y sin poder contenerse, arrojó las dos Tablas del Testimonio, rompiéndolas.Seguidamente incineró el ídolo quadrúpedo, lo molió hasta hacerlo polvo, hechó sus cenizas en agua y forzó a los israelitas a beber el polvo en agua.

- Este agua parece hecha de polvorones.
- Que os la bebais todas, coño.
- Es que el becerro fundido es indigesto
- Debíamos haber esculpido el saltamontes que es más ligero - susurró Alex.
- Alex, te he oido - criticó Moisés
- ¿Y qué ponía en las tablas que has roto, Moisés?
- Que amásemos a Dios por encima de todas las cosas.
- ¿Y para eso te da dos piedras berroqueñas?
- Calla y bebe!

Fin.