VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

30 oct. 2013

LA SOCIEDAD ENFERMA 2 : HAMBRUNA


Volviéndonos otra vez serios y retomando el tema de la pobreza extrema, me pregunto más cosas de las que en un principio pensaba.
Y es que, debo de reconocerlo, me asusta como se están poniendo las cosas por este mundo llamado Tierra.
Desahucios, paro, pobreza, indigencia, robos, violencia, crispación, miedo...¿Cómo hemos podido ir a parar hasta aquí? Es más, ¿Cómo seguimos yendo a peor?

Hace un par de dias vi un anuncio de niños con hambruna. Era terrible. Más que terrible. Era la injusticia de Dios multiplicada por la injusticia de los hombres.
En el anuncio pedían ayuda económica para alimentar a las criaturas ( de los adultos no decían nada, que les den por culo, supongo...) y mi pregunta doble era: Por qué me lo piden a mi, que apenas llego a fin de més, y no les insisten a futbolistas, banqueros, tertulianos y demás chsuma que tiene dinero por castigo. Si a día de hoy me tirasen del trabajo, no tendría absolutamente nada ya que todo lo debo y no tengo ahorros. Ya se encargaría los cabrones del banco en quitarme la casa que deberé seguir pagando aunque se la hayan quedado ellos. No sé si en algún artículo mio os he dicho que los bancos son escoria y deberíamos sacar todo el dinero y quemarlos después de deyectar en ellos y sobre la caja registradora. Bueno, que me voy del tema...

Ya de primeras me hacen sentir mal porque sé que no voy a dar dinero. En caso de dar dinero enseguida pensaría si realmente les va a llegar o se los quedará algún hijoputa como el banco con el cual trabajo.

Pero lo más crudo, lo que nadie ha pensado es lo siguiente: ¿Realmente quiero dar dinero para que coman esos niños y se vayan haciendo adultos sobre su extrema pobreza?¿No es inhumano alargar la vida de una persona que, desgraciadamente, no tiene ningún futuro? Piensalo bien.

Dios no lo quiera pero, si yo estuviera en esa situación, ¿querría comer y sobrevivir o morirme lo antes posible para evitar el sufrimiento eterno en vida?

Tan cruel es dar como no dar. No se puede especular con suposiciones.

Vuelve a mirar la foto de cabecera. El horror nos invade ante estos niños. ¿Les seguimos manteniendo con vida sin posibilidad de nada?¿Les exterminamos dejándolos sin comida? ¿Qué puedo hacer que esté bien y sea correcto?
Y en este punto me paso por los cojones lo de la vida es bella, a Paulo Coehlo, la sonrisa de un niño y las lágrimas que me impiden ver el sol. Todo es una mierda auténtica, Un callejón sin salida. Una estafa.

Si no doy soy malo. Si doy no sé con segurida si la ayuda le llegará. Si doy y le llega, qué.

Y a esta altura me pregunto si soy bueno o malo. Si soy más humano no dando que dando. Si soy despreciable. Si me parezco a tí.

Mientras me lleno a preguntas, los futbolistas, los políticos, los grandes empresarios y las putas de lujo no han visto el anuncio ni saben de él.

Una pregunta más junto a la que aún trato de contestar que és: Cuando inventaron el reloj, ¿como sabían que hora era, para poder calibrarlo?

3 comentarios:

  1. Estimado Colega;

    Esto mejora por momentos. Me atrevo a manifestar que estoy en absoluto desacuerdo con que Dios pueda estar permitiendo ninguna maldad, pues tal vez seamos los hombre libres hasta el extremo de poder arrancarnos de nuestras propias raíces.

    Dudas...Yo también dudo, pero pienso tanto que cada individualidad cuenta por sí misma y que ambos somos dos granos de arena ante la brutalidad de nuestra miseria. Lo mejor que podemos hacer es luchar contra el cambio climático y volver a pensar que tal vez sea cierto eso de que el amor al prójimo sea montar en bicileta. No busques culpables en los imbéciles pues, como en el primer viejo manifiesto, todo lo que se ve es falso y el mensaje no puede ser más vital.

    Si yo diera consejos diría que quites el tag de Negativismo y pesimismo de tu manifiesto...¡Dadá es su opuesto!.

    ResponderEliminar
  2. Jo, qué profundo. Me has dado mucho que pensar. Voy a meditar un ratito.

    ResponderEliminar
  3. Hay que ver las vueltas que dais los humanos para justificar una limosna...

    ¿Que el mundo es una mierda? ¡Qué más quisiera esta cucaracha...!

    ResponderEliminar