VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

VAYA FINAL TRISTE PARA UNA VIDA DE MIERDA

16 nov. 2012

PELICULAS QUE NO TE PUEDES PERDER : OCTOMAN


En la vida de cualquier ser humano hay que ver películas casposas como ésta porque es la única forma de que nuestras vidas, al lado de estas historias, tengan un mínimo de significado y coherencia.
Este film de 1971 ( tampoco es tan viejo, caramba)  trata de una mutación de pulpo y hombre a causa de los vertidos radiactivos en un lago cerca de Méjico.
Impresionante y demoledor.

9 comentarios:

  1. Lieber Kollege

    Ich verlor meinen Sinn, nachdem er diesen Film. St. Teresa von Kalkutta sagte, dass Neid war die schlimmste Sünde.

    Danke für alles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dankon pro viaj komentoj, kara amiko

      Eliminar
    2. Was? Welche Sprache sprichst du jetzt? Hallo? ...
      Mach dir keine Sorgen Sie fragen Joseph, eine polyglotte Freund, den ich.

      Auf Wiedersehen ;)

      Eliminar
    3. Tranquilo, era Esperanto. No nos compliquemos la vida. Jajajaja...Un gran saludo.

      Eliminar
    4. Estimado Ramón...

      Oh!No nos compliquemos, cierto. No dominio para nada el esperanto.

      No importa el español pues mi madre es emigrante de Paterna, y no importa el alemán, pues lo aprendí de pequeño en escuela.

      Eliminar
  2. A mi todas estas películas casposas me molan, tienen el encanto de lo cutre, pero no del mal gusto o de lo desagradable.
    No voy a hacer una defensa a ultranza, no la tienen vale.
    Pero muchas veces, con el presupuesto que tenían esas películas, no te comprar ahora ni un mueble en IKEA.
    Es lo que había, y el argumento es igual de bueno o penoso que muchas pelis que ahora a la gente se les cae la baba porque tienen muchos efectos especiales.
    ¡Efectos especiales los de mi adorada película y obra maestra de todos los tiempos METROPOLIS!
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar
  3. Siempre pensé que la "belleza" de estas pelis de serie Z estaba en lo evidente de los trucos. Ahora con tanta perfección han perdido ese "algo" naif y apestosillo a la vez que molaba tanto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. La proxima vez que coma algun plato que lleve pulpo como ingrediente puede que me de un ataque de risa y no pueda comermelo. Tambien cabe la posibilidad de que sienta una profunda pena al acordarme de la tierna mirada de ese bicharraco. Yo no lo veo como un monstruo, es mas una victima de la incomprension humana.

    ResponderEliminar
  5. Realmente era un producto de una medusa y un politico español. Mutación rancia a tope. Atención a la boca de muñeca hinchable de los chinos.

    ResponderEliminar